(Redacción Bles) El movimiento de la eugenesia se inició en el siglo XIX con un trasfondo oscuro. Se ha camuflado a lo largo del tiempo de diversas formas, usando la ciencia y la tecnología con fines y métodos no éticos y destructivos, manejado por grupos de poder o conocidos como élites, quienes lo han estado manipulando para solucionar lo que consideran el problema de la superpoblación y cambiar la raza humana.

Planificación familiar, control de la población, sustentabilidad, ingeniería genética, bioingeniería, biología molecular, bioética son los nuevos términos modernos que escuchamos a diario y que suenan muy impactantes para la gente, pero en realidad son eufemismos relacionados con la eugenesia. ¿Cuáles son sus verdaderas intenciones? ¿A qué apunta su implementación realmente? ¿Cómo se ha llevado adelante y cómo sigue hoy? ¿Cuál es su lado oscuro? Este artículo busca analizar su historia, alertar y analizar los peligros éticos y morales que esto conlleva.

Al revisar los registros, no parece casual que todos los eugenesistas y quienes la promueven estén relacionados entre sí, pertenecen a castas secretas y élites específicas, gozan de gran reputación mundial, incluso reciben galardones y hasta premios Nobel, y concentran grandes capitales, fortunas. Nombres que siempre aparecen relacionados con la búsqueda de un orden mundial mediante la implementación de diversas estrategias a su alcance para crear masas serviles, ovejas obedientes, sin pensamiento independiente.

El árbol de la eugenesia: “La eugenesia es la dirección propia de la evolución humana. Como un árbol, la eugenesia toma su material de muchas fuentes y las organiza en una entidad armoniosa. En las raíces figuran, entre otras, la genética, antropología, estadística, genealogía, sociología, religión, psicología, pruebas mental, etc”.

Espejos de colores

La eugenesia es una disciplina que busca aplicar las leyes biológicas de la herencia para mejorar y perfeccionar la especie humana. Esta filosofía social defiende la mejora de los rasgos hereditarios humanos mediante diversas formas de intervención manipulada y métodos selectivos.​

Personas sin enfermedades, sin malformaciones, mejoradas, más inteligentes. En la superficie suena muy bien, pero la realidad no es así de simple y buena, sino todo lo contrario.

Como veremos a continuación, los mejores genetistas fueron lo suficientemente valientes, o quizás descarados, como para admitir abiertamente que su objetivo real no era mejorar la herencia, sino crear una distancia mayor entre las clases para poder dominar a las masas y reducir la población mundial.

Sir Francis Galton acuñó el término eugenesia, influenciado por la teoría de su primo Charles Darwin en 1883. Según el español Álvaro Girón Sierra, historiador de la ciencia e investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas en Barcelona, detrás de las motivaciones de Francis Galton gravitaba un tema fundamental: la percepción, relativamente generalizada, de que, en el estado de civilización, los débiles e inadaptados estaban al abrigo de la selección natural, pero se reproducían de manera tan abundante que sobrepasaban en gran número a los más aptos física y mentalmente.

Entonces Galton consideró que se hacía necesaria una forma de ‘selección artificial’ porque la selección natural había dejado de tener efecto. Así fue como empezó a promover diversas prácticas, incluyendo la esterilización de ‘débiles o enfermos incurables’.

Thomas Malthus, erudito británico de gran influencia en la familia real, hablaba del principio de la población, afirmando que el crecimiento de esta es geométrico, y que si no se controlaba, llevaría a un agotamiento de los recursos y conduciría a la disminución de los niveles de vida y a una gran miseria.

Todas las especulaciones de estos pensadores y científicos, tuvieron gran influencia. Apuntaban a que en el mundo había y hay superpoblación y que esta debe ser reducida para el bienestar de la humanidad… ¿a cualquier costo? Esto incluía una diferenciación entre los seres humanos entre fuertes y débiles. ¿Pero quién puede decidir quién debe sobrevivir y quién no?

Esta idea desviada de controlar la herencia o el curso de la naturaleza, se extendió rápidamente en Inglaterra, EE.UU. y en otros países del mundo. Se fue infiltrando en las esferas de intelectuales, círculos de poder y en las universidades, hasta difundirse  en medios de comunicación, además de publicarse libros y películas promoviendo la eugenesia.

En los EE.UU., Margaret Sanger fue la fundadora de la Liga Americana para el Control de la Natalidad, hoy conocida como Planned Parenthood. Financiada por la Fundación Rockefeller, Carnagie Institute y la fortuna del magnate de los ferrocarriles, Harriman, condujo a la esterilización de unos 60.000 estadounidenses bajo leyes en 27 estados, al igual que encarcelamiento racial y étnico en la década de 1920. Dichas políticas de esterilización, muchas veces  forzada, apuntaban a afroamericanos, pueblos originarios y familias con antecedentes penales o de enfermedades. Buscaba darle un rostro feliz a la eugenesia y ayudar a los ‘desafortunados’.

En esa época, Julian Huxley desempeñó un papel fundamental en la creación de la UNESCO y como director de dicho organismo. Él afirmó que, como los líderes de la eugenesia habían fundado los movimientos de conservación y del medio ambiente, debían ser el vehículo para la formación de un gobierno mundial.

Como lo imaginaba el escritor H. G. Wells en sus libros La conspiración abierta y El nuevo orden mundial, este gobierno mundial sería controlado por una dictadura científica, y guiado por los principios de la eugenesia. Wells resumía sin rodeos los ajustes necesarios en acuerdos sociales y económicos para que el elemento humano sea ‘selecto’ con palabras escalofriantes:

“Deben organizar la Paz del Mundo; deben someterse a la Federación de toda la humanidad (…) Queremos menos y mejores niños que puedan explotar sus posibilidades en hogares sin trabas, y no podemos hacer la vida social y la paz mundial que estamos determinados a hacer con los enjambres mal educados y mal entrenados de ciudadanos inferiores que ustedes infligen sobre nosotros”.

El escritor Aldous Huxley, primo de J. Huxley director de UNESCO, también anticipaba en su libro “Un mundo feliz” (1926), un nuevo patrón mundial futurista en el cual la gente aceptaría el estado de las cosas, consiguiendo el control total de la población, gente que ame la servidumbre y disfrute el estado de las cosas impuestas. Un modelo que combinaría los conocidos métodos de terror con métodos de aceptación. ¿Era solo ficción o sabía lo que estaban tramando los líderes de la élite mundial?

Para ese entonces, las políticas de eugenesia ya empezaban a aplicarse en África y América Latina. En Europa, Hitler tomó la eugenesia y la implementó de la forma más brutal, realizando pruebas, investigaciones y experimentaciones en humanos a gran escala y exponiendo así ante los ojos del mundo los fines de la eugenesia.

Entonces, la élite mundial vio necesaria otra forma de seguir con sus planes de eugenesia, camuflando el término, que ahora era mal visto, por otra forma más atractiva y creativa, de forma que pasara desapercibido.

Con la caída de Hitler, muchos científicos alemanes con responsabilidad directa en las atrocidades del nazismo no solo no recibieron condena, sino que en EE.UU. ocuparon puestos claves para el desarrollo científico, desde armas biológicas, tecnología de cohetes, entre otras, como detalla Annie Jacobsen en su libro Operation Paperclip.

Un movimiento disfrazado

La eugenesia se convirtió en biología social. Transhumanismo, eugenesia, aborto, eutanasia y ecologismo: serían las nuevas herramientas en la agenda del nuevo orden mundial para la eliminación de la población que se consideraría inferior según sus conceptos.

De esta forma, sustituyeron los conceptos de eutanasia, higiene racial y Darwinismo social, por los de planificación familiar, control de la población, sustentabilidad, ingeniería genética, bioingeniería, biología molecular, bioética, o cualquier otro nombre impactante y atractivo para que la gente los relacione con avances científicos y tecnológicos y despierte en ellos una falsa esperanza y deseos de una vida mejor.

En agosto de 1973, en un artículo del New York Times, David Rockefeller elogiaba el experimento social de Mao en China. Con la implementación de la política de un solo hijo, China estaba simplemente siguiendo el plan globalista para el mundo y de la peor forma. La política estatal fue impactante: altos impuestos, encarcelamiento, esterilización forzada a mujeres, abortos forzados y la exacerbación de la problemática social: incluyendo tráfico humano y hasta fomentando selección de género (los niños eran preferidos por sobre las niñas). Las consecuencias fueron y son irreversibles.

¿Cómo piensan reducir la población hoy para el nuevo orden mundial?

¿Por qué el 17 de octubre de 2006 la BBC News publicó un artículo sobre una teoría de evolución diciendo que la raza humana se dividiría en  “dos especies”? Aunque se refiere a un escenario lejano, el artículo afirma que: “Los descendientes de la clase alta serían genéticamente altos, delgados, sanos, atractivos, inteligentes y creativos, y estarían muy lejos de los humanos de la “clase baja”, que habrían evolucionado hasta convertirse en criaturas tontas, feas, como duendes en cuclillas”.

Captura de pantalla del artículo de la BBC News.

Así lo afirmaba también Bertrand Rusell, británico que obtuvo el Premio Nobel de la Literatura:

“Gradualmente, mediante la reproducción selectiva, las diferencias congénitas entre los gobernantes y los gobernados aumentarán, hasta que se conviertan en especies casi diferentes”.

Leyendo todo esto, podemos decir que la élite se considera a sí misma como una especie más avanzada y con el derecho de decidir el futuro del resto de los seres de la tierra.

Kissinger, como secretario de estado bajo los mandatos de Nixon y Ford, promovía políticas a favor de la esterilización, el uso de alimentos como armas, y hasta instigación de guerras para reducir la población, especialmente apuntadas al tercer mundo (América Latina).

Desde la década de 1990 y principios del nuevo milenio se habla de pruebas en civiles y en diversos países sin el conocimiento o consentimiento de la población: experimentos con gases, microorganismos, radiación, rayos X, uranio y plutonio, armas biológicas; la utlización de drogas experimentales y tóxicas, pesticidas, pruebas con bombas atómicas y de hidrógeno.

Estos ensayos han provocado muertes, enfermedades, abortos espontáneos, malformaciones, por solo mencionar algunas de sus consecuencias devastadoras. Se han probado en minorías étnicas, pueblos nativos, militares y sus familias, inmigrantes, negros, hispanos. Es decir, minorías desafortunadas y débiles que no tendrían cómo protegerse consideradas como blanco de la élite para su reducción; creyendo, como los mismos eugenesistas afirmaron y afirman, que tienen el derecho de hacer una selección ‘artificial’ de la especie y no esperar o respetar la ‘selección natural’, manipulando y desafiando las leyes de la naturaleza y del Creador, creyéndose los vehículos para la instalación del orden mundial.

La corporación Rand, apoyada por la Fundación Rockefeller, creó un extenso documento titulado Los orígenes y la evolución de los programas de planificación familiar en los países de vías de desarrollo promoviendo políticas para controlar el crecimiento de la población.

Para muchos, el programa de la ONU Agenda 21 afectará negativamente la vida de las personas. La evaluación de la biodiversidad mundial de las Naciones Unidas indica claramente que la población humana debería reducirse. De 6.500 millones de personas a 1.000 millones de personas mediante políticas de desarrollo sostenible. Esta cifra representaría una disminución del 85% de la población, ¿cómo podría lograrse eso?

Cualquiera que se tome el tiempo para investigar adecuadamente los orígenes del movimiento de “control de la población” llegará a comprender que la agenda de Rockefeller-Turner-Gates para una drástica reducción de la población tiene sus orígenes en la vieja y malévola agenda elitista de sacrificar los “bienes muebles” humanos como una sola cosa; que ahora se está manifestando claramente a través de crisis ambientales reales como las estelas químicas, los alimentos genéticamente modificados, las vacunas contaminadas y otras enfermedades que se disparan como el cáncer.

Bill Gates es un eugenista declarado que está comprometido a reducir drásticamente la población mundial en nombre de la lucha contra el calentamiento global. Esto es alarmante dado que la fundación Bill y Melinda Gates financia la producción y distribución de vacunas al tercer mundo, y financiando proyectos aparentemente para detener las enfermedades, la escasez de alimentos en África y aliviar la pobreza bajo la bandera de la ONU.  William H Gates padre, fue abogado, escritor y filántropo. También sirvió en la junta nacional de Planned Parenthood y simpatiza con las ideas de superpoblación junto a sus amigos Turner y Buffet.  De hecho, La Fundación Bill y Melinda Gates ha donado millones de dólares a la International Federation of Planned Parenthood y a otros grupos de reducción de la población. Su hijo, ¿estará meramente siguiendo el trabajo de su padre?

Captura de pantalla de Ted Talks.

En 2010, Bill Gates habla en una charla en TED Talks sobre el calentamiento global. En su ‘inspiradora charla’, afirma que el CO2 producido por los humanos es la causa principal del calentamiento global, que produce efectos devastadores para el planeta, por lo cual las emisiones del CO2 deben ser reducidas drásticamente hasta llegar a 0 (cero). Una de las formas de hacerlo es mediante la reducción del crecimiento de la población. ¿Qué implicaría eso? Postula la ecuación central para lograrlo teniendo en cuenta estos factores:

CO2 = P x S x E x C

Donde P representa la población, S el número de servicios por persona, E la energía por servicio y C la carga media de CO2 emitida por unidad de servicio.

Y nos invita a pensar cómo reducir esto hasta llegar a cero, afirmando que algunas de estas cifras tendrán que llegar lo más cerca posible a cero. Pero en todo caso, cualquiera de esas cifras se refieren al número de personas o los que las personas producen.

Y empieza con el factor P: población:

“El mundo de hoy tiene 6.800 millones de personas. Eso se dirige a unos nueve mil millones. Ahora bien, si hacemos un gran trabajo con las nuevas vacunas, la atención de la salud y los servicios de salud reproductiva, podríamos reducir [la cifra de 9.000 millones] en un 10 ó 15 por ciento”.

No queda claro de qué forma mediante la vacunación y atención de la salud se puede ‘reducir’ la población, ¿fue un lapsus o una presentación deliberada y elaborada?

También han crecido las denuncias sobre vacunas para el tétanos pero que en realidad apuntarían a esterilizar la población en Filipinas, México, Nicaragua e India. En 2014, la Asociación de Médicos Católicos en Kenia tuvo sospechas al recibir una campaña de vacunación contra el tétanos para mujeres de 14 a 49 años, promovida por la OMS y UNICEF, y aparentemente financiada por la Fundación Gates. Los obispos encontraron extraño que solo se vacunen a mujeres. Analizaron las vacunas y descubrieron que estaban intoxicadas con hormonas Beta-hCG, que en grandes dosis causa aborto involuntarios y esterilidad permanente.

Según el Washington Post se llegó a un enfrentamiento entre los obispos y el gobierno de Kenia. Los dos lados tienen explicaciones muy diferentes en cuanto a cómo y por qué la hormona de esterilización puede haber estado presente en la vacuna. James Elder, portavoz de UNICEF, dijo a The Post, en un correo electrónico, que su presencia en una dosis de vacuna contra el TT representaría una “contaminación extremadamente rara”. Los obispos creen que fue puesto allí deliberadamente como parte de un programa secreto de esterilización de población. Finalmente, se dijo que los análisis que habían llevado a cabo los médicos católicos no eran correctos y que los controles finales de las vacunas dieron negativos.Y allí se terminó la cuestión.

La Organización Mundial de la Salud, la Fundación Bill y Melinda Gates, y dos organizaciones financiadas por ellos, PATH (Programa para una Tecnología Apropiada en Salud) y la Alianza GAVI (Alianza Global para Vacunas e Inmunización), han sido objeto de una demanda ante el Tribunal Supremo de la India. La causa fue la inoculación experimental “criminalmente negligente” de la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) -el polémico “Gardasil”- a 6.000 niñas de las escuelas tribales de la región de Andhra Pradesh. Un mes después de recibir la vacuna, muchas de las niñas cayeron enfermas, con ataques de epilepsia, menstruación precoz, sangrado copioso, entre otras graves manifestaciones , y para el 2010 cinco de ellas habían muerto. Otras dos niñas murieron en Vadodara, Gujarat, donde se estima que 14.000 niñas de las tribus fueron vacunadas con otra marca de la vacuna contra el VPH, Cervarix, fabricada por GlaxoSmitheKline (GSK).

Sorprendentemente, el informe en que se basa la denuncia indica que muchos de los formularios de consentimiento utilizados para vacunar a las niñas se firmaron “ilegalmente”, ya sea por los guardianes de los albergues, donde muchas de las chicas residían, o el uso de huellas digitales de padres analfabetos. Este abuso no fue descubierto hasta que un equipo de activistas de la salud de la organización no gubernamental SAMA, una organización especializada en salud de la mujer, decidió investigar lo que había estado pasando. Ante la inacción gubernamental, presentaron la demanda en 2014 y aún se está a la espera de resultado.

En diciembre de 2012, quinientos escolares del aldea de Gouro, en Chad (África Central), algunos de solo siete años de edad, fueron usados como conejillos de indias del “MenAfriVac“, una nueva vacuna contra la meningitis desarrollada específicamente para África y financiada por la Fundación Gates. A las 24 horas de la administración del medicamento, 106 niños empezaron a experimentar mareos, alucinaciones y convulsiones. La mitad de ellos quedaron finalmente paralíticos. El programa de vacunación no solo no fue suspendido, sino que el gobierno del Chad ha desoído todas las voces que exigían una investigación acerca de lo ocurrido, limitándose a indemnizar con 1000 libras a cada familia afectada.

¿En cuántos delitos más están involucradas estas fundaciones, organismos mundiales y farmacéuticas? ¿Quién se animará a juzgar por delitos de lesa humanidad a todos ellos?

También sumamos a Ted Turner, fundador de CNN, quién donó más de 1.000 millones de dólares a la ONU para implementar políticas de reducción de la población en todo el planeta. En varias entrevistas habló de que el aumento de la población tendrá un impacto negativo cada vez mayor en el mundo natural. Una disminución del 95% respecto a los niveles actuales sería ideal y abogaba por la implementación de la política de un solo hijo durante 100 años.

No olvidemos de mencionar a Hillary Clinton, quien ha manifestado su gran admiración por Margaret Sanger y mantiene una excelente relación con Cecile Richards, la presidenta de Planned Parenthood hasta incluso una hija de Richards formaba parte del equipo de la campaña presidencial de Clinton. ¿Apoya ella también así las ideas de eliminación racial y despoblación mundial?

Por otro lado, Trump ha aprobado una gran reducción de los fondos que EE.UU brinda a ciertas instituciones que apoyan la despoblación mundial, los abortos forzados y la esterilización, como el Fondo de Población de las Naciones Unidas, y otros organismos de la ONU. Esto significaría una acción diferente. Vladimir Putin, ha reconocido los problemas de la reducción de la población y la crisis que hay en Rusia por estas políticas, y está estimulando el crecimiento de las familias e incluso otorgando subsidios para los niños recién nacidos. ¿Por qué los medios no dan fuerte difusión a estas iniciativas?

Despertando

Todo esto está documentado en la historia. Algunos implementaron los planes de despoblación dura y abiertamente, mientras que otros países han utilizado armas silenciosas contra sus pueblos.

Muchos hablan de campañas y políticas que en la superficie parecen ser beneficiosas para la salud de las personas y el bienestar, y hasta presentadas de forma positiva, como la anticoncepción y el aborto, son meras fachadas para que apuntan a una despoblación masiva y la esterilización de hombres y mujeres, y a razas y países específicos.

Internet está lleno de información sobre los avances científicos y tecnológicos de los grupos de poder de la élite oscura. Las denuncias más controversiales afirman que ya cuentan con poder y dinero, pero ahora buscan la desconexión total del ser humano, una desconexión con su conciencia, con su propio ser y con la realidad. Un ser humano dócil, cómodo, dominado por la visión de una vida superficial, enfocados en el hoy y el disfrute. Un ser humano aborregado y temeroso.

Las antiguas culturas creían ampliamente que aquellos que desafiaran las leyes del universo solo traerían catástrofes y sufrimientos a la humanidad. Quizás sean solo viejos refranes o creencias para algunos, pero si estos planes resultan exitosos, ¿qué podrán traer a los pueblos? Abundan las teorías de que estos grupos de poder buscan generar caos y miedo, para que los pueblos pidan a gritos por su ayuda y finalmente poder consolidar su orden mundial, un solo gobierno basado en el terror, una única religión, solo líderes y esclavos.

Despertar, ser conscientes, exponer la maldad, buscar la verdad y la justicia, estar unidos y refugiarnos en los valores y costumbres más tradicionales de la vida es lo que podemos hacer desde nuestro lugar. La naturaleza es una creación perfecta, con sus propias normas y orden. El ser humano está dotado con sabiduría y seguramente puede ponerla a disposición del mundo que lo rodea. Pero si se desvía de su camino, buscando manipular las leyes del universo, creyéndose dueños con derechos, ¿cuáles serán las consecuencias? ¿Será esto posible?

Compartimos algunos videos que complementan lo antes aportado y lo invitamos a investigar por sí mismo y a sacar sus propias conclusiones.

videoPlayerId=13b231b4d

Ad will display in 09 seconds

videoPlayerId=a883cce9b

Ad will display in 09 seconds

videoPlayerId=2fdb8583d

Ad will display in 09 seconds

videoPlayerId=72918918c

Ad will display in 09 seconds
Qué es la eugenesia y por qué las élites la impulsan para reducir la población mundial
Califique esta publicación
Temas: Categorías: Mundo

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds