Gracias a los esfuerzos de la plataforma de financiamiento participativo Dartagnans y los “amigos” del castillo de Poitiers de La Mothe-Chandeniers, una sociedad anónima compuesta por 6.500 internautas, el castillo que está ubicado en el oeste de Francia, pasó de ser una construcción abandonada a ser legítimamente una propiedad.

El fin de la asociación liderada por restauradores es buscar nuevas formas de financiamiento para el patrimonio en ruinas que está al margen del financiamiento estatal.

Cada uno de los donantes se volvió accionista y copropietario del castillo luego de aportar 51 euros y recibirán las llaves en enero del 2018, para luego continuar con los esfuerzos de restauración del lugar a través de una plataforma dedicada exclusivamente a recaudar fondos destinados a la obra de arquitectura.

En la puja por la adquisición de las acciones del lugar participaron personas de Estados Unidos, Francia, Italia, Brasil, Japón, Alemania, Australia y algunos otros más.

Los orígenes del castillo se remontan al Siglo XIII, el cual era propiedad del señor feudal del momento, pero según los registros históricos, en el siglo XV pasó a manos de la familia Rochechouart, y más tarde, en pleno período de la revolución francesa sufrió saqueos para más tarde pasar a ser propiedad de un adinerado aristócrata de París.

Haz un recorrido visual por sus increíbles estructuras en este video filmado por un drone:

Categorías: Mundo

Notas relacionadas