Compartir

Redacción BLes – Un reciente artículo publicado en la revista Pediatrics afirma que utilizar el adjetivo “natural” para referirse a la lactancia materna puede ser ofensivo y constituir un delito de odio hacia las personas transgénero. 

Las autoras del artículo publicado en abril de 2016, Jessica Martucci y Anne Barnhill, ambas pediatras, señalan que en los últimos años el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU., la Academia Estadounidense de Pediatría y la Organización Mundial de la Salud han estado promoviendo la lactancia materna como la opción mas “natural” para alimentar a los bebés. 

En su artículo afirman que usar el término “natural” para describir una función biológica que solo una mujer puede realizar es “éticamente inapropiada” para el gobierno y las organizaciones médicas. Describir la lactancia como algo natural “refuerza las nociones rígidas sobre los roles de género” que pueden ser “ofensivas” para aquellos que no nacieron mujeres, según el artículo.

Asociar la naturaleza con la maternidad … puede respaldar inadvertidamente argumentos biológicamente deterministas sobre los roles de los hombres y las mujeres en la familia (por ejemplo, que las mujeres deben ser las principales encargadas del cuidado)“, asegura el artículo.

“Hacer referencia a lo ‘natural’ en la promoción de la lactancia, entonces, puede respaldar inadvertidamente un conjunto controvertido de valores sobre la vida familiar y los roles de género, lo que sería éticamente inapropiado”,  continúa.

Las autoras aseguran que definir la lactancia materna como “natural” es parte de un discurso de odio hacia las personas trangénero. Foto ilustrativa

El artículo ha sido muy criticado

El artículo, que no ha dejado indiferente a casi nadie y que se ha elaborado únicamente sobre la base de las opiniones de las autoras, sin datos observacionales ni clínicos, ha encontrado multitud de críticas de la comunidad médica y entre los padres. 

Sugerir que los medios distorsionen la verdad sobre la lactancia eliminando la palabra ‘natural’ es un intento absurdo de manipular la opinión pública. Es engañoso. Si los autores no creen personalmente que la lactancia materna es la forma más natural de alimentar a los bebés, bueno, eso está muy mal. Deberían hacer su tarea, y tal vez dirigir sus esfuerzos a otra parte. Mientras tanto, deberían dejar a los medios, y a las mamás, fuera de esto“, escribió Patricia Harvey , madre, ex maestra y educadora certificada de masaje infantil. 

El Dr. Mark P. Sloan MD MPH FAAP, Pediatra Petaluma Health Center en California, escribió respecto a este artículo: “En todas las medidas, la lactancia materna se ajusta a la definición de natural del Oxford Dictionary: “Existente en o causado por la naturaleza; no hecho o causado por la humanidad.La lactancia materna es un sello distintivo de todos los mamíferos; si es natural que leones, ballenas y simios amamanten a sus crías, ¿por qué no lo es tanto para los humanos?

Por último, la idea de que el uso de la palabra natural “pueda respaldar inadvertidamente un conjunto controvertido de valores sobre la vida familiar y los roles de género” es exagerada. Con la excepción de gran parte del siglo XX en el Occidente industrializado, la lactancia materna ha sido el modo estándar de alimentación infantil en todas las épocas y bajo todos los sistemas sociopolíticos imaginables. (El manual de crianza de mi abuela, de 109 años, alaba la leche materna como ‘el alimento natural de la infancia’). ¿A qué conjunto de “valores controvertidosdeberíamos temer?”, continuó el Dr. Sloan.

Contra lo natural 

Para reforzar la teoría de que no se debe promover lo “natural” como lo mejor, el estudio extrapola el concepto a la polémica que hay con las vacunas.

Las autoras insisten en su teoría con un argumento secundario que no parece haber convencido mucho. “Si hacer lo que es ‘natural’ es ‘lo mejor’ en el caso de la lactancia materna, ¿cómo podemos esperar que las madres ignoren esa visión del mundo poderosa y profundamente persuasiva cuando toman decisiones sobre la vacunación?“, escriben las autoras.

La lactancia materna es el método más natural para alimentar a un bebé y se ha usado desde siempre en todas las culturas y épocas

Esta adopción de lo ‘natural’ por encima de lo ‘antinatural’ aparece en una variedad de cuestiones científicas y médicas contemporáneas más allá de la vacunación, incluido el rechazo de alimentos genéticamente modificados, una preferencia por alimentos orgánicos sobre alimentos cultivados convencionalmente (…) así como las preocupaciones sobre las toxinas ambientales y la fluoración del agua”.

“Gran parte del interés en las medicinas complementarias y alternativas también depende de “las ideas de técnicas naturales como más seguras, gentiles y benignas”. En algunos casos, sin embargo, esta visión de que “natural” es sinónimo de “mejor” puede actuar contra la salud pública“, afirman las autoras del artículo. 

Las críticas a este argumento secundario fueron igualmente contundentes.

Si bien estamos de acuerdo en que las palabras que elijamos para alentar conductas saludables ciertamente importan, igualar la lactancia materna como ‘natural’ con el supuesto ‘natural’ del movimiento antivacuna no es ni lógico ni apropiado“, aseguró  Joan Y Meek , pediatra Facultad de Medicina de la Universidad Estatal de Florida. 

“De hecho, su postura nos lleva a adivinar la fuente de su financiación”, sentencia Patricia Harvey. 

Las prácticas naturales a menudo son mejores para nuestros hijos y para nosotros mismos. Las autoras de este documento son investigadoras que pretenden especializarse en ética médica. Sugerir que debemos hacer campaña para difamar todas las prácticas naturales en un intento de influenciar a los padres para que acepten las vacunas o los alimentos genéticamente modificados es el epítome del consejo poco ético”, afirma el medio The Examiner. 

Polémica por un artículo que pide no asociar lo “natural” con la lactancia materna
Califique esta publicación

Compartir
Categorías: Mundo

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds