Mientras que los estadounidenses sopesan los argumentos de quienes promueven programas como “Medicare para todos” y el Green New Deal, algunos expertos miran a África en busca de ejemplos de los hitos de políticas socialistas similares.

Cómo fracasaron tales experimentos en África fue el tema de una reciente conferencia en la Fundación Heritage titulada “Cómo el socialismo destruyó África”.

George Ayittey, miembro principal del Instituto Independiente y fundador y presidente de la Fundación África Libre, habló sobre cómo los líderes nacionalistas de África adoptaron el socialismo en la década de 1960 y rechazaron el capitalismo porque lo equiparaban con el colonialismo.

Ayittey, economista, explicó cómo los países africanos adoptaron políticas como la nacionalización de empresas extranjeras y la imposición de controles estatales sobre los alquileres, los precios, las importaciones y las divisas.

La descripción de Heritage de su charla señala que “en ninguna parte de África el experimento socialista tuvo éxito”.

Le puede interesar: Nuestra ignorancia del Socialismo es peligrosa.

La ola de socialismo se extendió por Angola, Benin, Etiopía, Ghana, Guinea, Malí, Mozambique, Tanzania y Zambia, entre otras naciones del continente.

En Zambia, más de 4 millones de ciudadanos huyeron del país una vez que las políticas socialistas lo transformaron del granero del sur de África en un importador directo de alimentos.

Ayittey señaló cuatro razones principales por las que el socialismo fracasó en África.

1. Explotación y supresión de la mayoría campesina

“En muchos países, los campesinos fueron explotados”, dijo Ayittey, citando a Ghana y Gambia como ejemplos.

En 1984, dijo, los agricultores de Ghana tuvieron que vender su cacao por un 10 por ciento menos que el precio en el mercado mundial. En Gambia, los agricultores vendían sus cacahuetes por aproximadamente el 20 por ciento del precio en el mercado mundial.

2. Ineptitud administrativa

“Tantas empresas estatales fueron (…) dispuestas al azar, hubo poca planificación, y los errores fueron horrendos”, dijo Ayittey.

Como resultado, las granjas estatales en Ghana apenas producían lo suficiente para alimentar a sus propios trabajadores, y mucho menos a la población de la nación.

3. El egoísmo de las élites gobernantes

Ayittey dijo que las “élites gobernantes” utilizaron los “controles socialistas” para beneficiarse a sí mismas.

“Y no fueron sólo las élites gobernantes, sino también los líderes quienes impulsaron la agenda socialista”, dijo.

En Nigeria, por ejemplo, cualquiera que quisiera importar algo tenía que pagar un soborno del 10 por ciento al ministro de comercio.

4. Una ideología extranjera

“El socialismo como ideología es ajeno a África”, dijo Ayittey.

Los líderes del continente no lograron “comprender su propia herencia africana”, dijo, incluyendo que palabras como “somos” a menudo se refieren a la familia extendida o a la comunidad:

Así que cuando vayas a África y preguntes: “¿De quién es esta tierra?”, el africano dirá que la tierra nos pertenece.

Los primeros europeos malinterpretaron que esto significaba que la tierra pertenece a la aldea; no fue así. La tierra pertenece a él y a su familia extendida. La familia extendida en África actúa como la unidad corporativa y es propietaria de la tierra.

El socialismo aún puede destruir otras naciones africanas, dijo Ayittey.

“Sudáfrica quiere repetir los errores catastróficos que cometimos en otras partes de África”, dijo. “No tienes que ir muy lejos de Sudáfrica para ver la devastación que dejó el socialismo”.

Courtney Joyner

Este artículo fue originalmente publicado en The Daily Signal.

Puede activar los subtítulos en español pinchando en Configuración (la ruedecita) / Subtítulos /Inglés (Generados automáticamente) / Traducir automáticamente / Español (Seleccionar de la lista de idiomas que se despliega).

 

George R. Ayittey, miembro principal del Instituto Independiente, conversó con David R. Burton en la Heritage Foundation sobre todos los daños que el socialismo causó en África.

El experimento “socialista” fracasó en países como Angola (bajo dos Santos), Benin (bajo Kerekou), Etiopía (bajo Mengistu), Ghana (bajo Nkrumah), Guinea (bajo Toure), Mali (bajo Keita), Mozambique (bajo Chissano) ), Tanzania (bajo Nyerere), y Zambia, entre otros.

Este vídeo fue grabado por la Fundación Heritage.

¿Ya te suscribiste a nuestro canal de Youtube BLes Mundo?

 

Ir a la portada de BLes.

Categorías: Mundo

Video Destacados