Una decisión del 19 de marzo del Ayuntamiento de Edimburgo, capital de Escocia, Reino Unido, permite a los voluntarios provida prestar auxilio a las mujeres embarazadas, vulnerables al aborto, para que den a luz a sus bebés.

Los miembros de la Sociedad para la Protección del Niño Prenatal (SPUC por su sigla en inglés), conforman grupos de “vigilias pacíficas provida” que “ofrecen apoyo práctico, emocional y financiero a las mujeres vulnerables que de otro modo podrían ser forzadas a un aborto”, explicó la entidad.

Reino Unido permite prestar asistencia a las mujeres en riesgo de abortar
Las mujeres reciben apoyo práctico, emocional y financiero.

El aborto en el Reino Unido es legal hasta las 24 semanas de gestación en los territorios de Inglaterra, Gales y Escocia.

“Sabemos por las cifras oficiales que las mujeres pobres de Escocia tienen tasas de aborto dos veces más altas que las de las que están en mejor situación económica”, dijo Michael Robinson, Director de Comunicaciones de la SPUC en Escocia.

Reino Unido permite prestar asistencia a las mujeres en riesgo de abortar
Las mujeres pobres tienen el doble de probabilidades de abortar.

Los ciudadanos que participan de estos grupos de apoyo se ubican en las cercanías de las clínicas de abortos para presentar una alternativa por la vida a las mujeres que por diversas razones se acercan a esos lugares para abortar.

A partir de las exigencias de las clínicas abortistas, el Comité integrado por el Consejo de la Ciudad de Edimburgo, el Servicio Nacional de Salud en Lothian y la Policía de Escocia estudió la posibilidad de crear una zona de exclusión alrededor de las clínicas abortistas que impediría a los voluntarios de las vigilias pacíficas desarrollar sus labores humanitarias en esas áreas.

No obstante, en concepto del comité oficial que estudió el caso, “en el estado actual de las cosas, no había pruebas abrumadoras que sugirieran que las acciones estaban causando una angustia innecesaria y, como tales, no sentían la necesidad de promulgar ninguna medida policial”.

Esta resolución fue considerada por SPUC una verdadera victoria a favor de la vida ya que en algunos lugares del Reino Unido los miembros de esta entidad han sufrido ataques por realizar su labor, no obstante continúan porque a lo largo de cinco años de actividad los resultados son alentadores.

“En los últimos 5 años se ha estimado que gracias a todos los grupos que organizan vigilias de oración en el Reino Unido fuera de los centros de aborto, hay más de 1.000 bebés que fueron programados para un aborto, pero que hoy están vivos gracias a voluntarios que dan testimonio de vida de una manera pacífica, amorosa y compasiva“, explicó Robert Colquhoun, Director de Campañas Internacionales de SPUC.

José Ignacio Hermosa – BLes

Ir a la Portada BLes.com.

¿Ya te suscribiste a nuestro canal de Youtube BLes Mundo?

Temas: Categorías: Mundo

Video Destacados