(Minghui.org) Participé de la protesta pacífica del 25 de abril de 1999 en Beijing. La razón por la que cerca de 10.000 practicantes de la disciplina de meditación Falun Gong fueron allí para protestar fue que decenas de ellos en Tianjin, una ciudad a unos 96 km. al este de Beijing, habían sido arrestados y golpeados por la policía.

Todavía recuerdo vívidamente las escenas de ese día. Gran número de practicantes vino a la oficina de apelación del estado para pedir que liberen a los practicantes en Tianjin. Lo siguiente son algunas de las cosas que recuerdo haber experimentado ese día.

La escena en la calle Fouyou antes de que la policía cerrara la calle al tráfico, el 25 de abril de 1999. (Minghui.org)
La escena en la calle Fouyou antes de que la policía cerrara la calle al tráfico, el 25 de abril de 1999. (Minghui.org)

Practicantes alineados fuera de la oficina de apelación del estado

Escuché que la policía arrestó y golpeó a los practicantes de Falun Gong el 24 de abril. El gobierno de Tianjin declaró que solo el nivel más alto del gobierno podía resolver el asunto.

El 25 de abril, fui a la oficina de apelación del estado en la calle Xi’anmen de Beijing, después de asistir al estudio y práctica grupal y cuidar de mi hijo. Vio otros practicantes que habían llegado antes parados en la parte oeste de la calle Fuyou. Me paré en la parte suroeste de la intersección de Fuyou y Xi’anmen.

Ese día, la calle Xi’anmen tenía muchos autos y transeúntes. Los practicantes de Falun Dafa se pararon en dos o tres filas del lado de la calle. Las veredas no estaban bloqueadas. Las bicicletas que estaban tapando el paso, fueron reordenadas. El tránsito era ordenado y fluido sin congestión.

La calle Xi’anmen tenía comerciantes, pequeñas tiendas y casas. Evitamos tapar las entradas y salidas de las tiendas y casas. Mantuvimos la limpieza de las calles.

Seguían llegando practicantes de los suburbios de Beijing y de otras provincias. A medida que llegaba más gente, me fui moviendo lentamente hacia el lado oeste. Encontré un practicante que conocía. Nos quedamos juntos. Luego me enteré de que la mayoría de los practicantes que conocía habían venido y quedado en la calle Fuyou, en la Chang’an o en la Xi’anmen.

 El evento fue difundido por el Partido Comunista Chino y utilizado como excusa para lanzar una brutal campaña de persecución que continúa hasta el día de hoy. (Minghui.org)
El evento fue difundido por el Partido Comunista Chino y utilizado como excusa para lanzar una brutal campaña de persecución que continúa hasta el día de hoy. (Minghui.org)

El boca en boca transmite el mensaje

Escuché que muchos practicantes se alinearon, y que la línea tenía más de 1.5 km. Había muchos policías que estaban grabando videos de los practicantes. Decidí dar un vistazo para ver qué pasaba.

Caminé hacia el sur de la calle Fuyou. Vi practicantes parados en tres o cuatro líneas. No podía ver el final de las líneas. Muchos estaban parados leyendo libros. Los vehículos policiales estaban estacionados en la calle.

La policía estaba en la calle fumando. Había unos cuantos transeúntes. Pensé que si ocurría algo, los practicantes que supieran de ello les dirían a los demás. Regresé donde estaba antes.

Luego, en la calle Fuyou, los practicantes comenzaron a pasar la voz, uno por uno, preguntando: ¿Hay alguien que pueda hablar con los funcionarios de gobierno? Luego, llegó otro mensaje: algunos practicantes entraron. Así que simplemente esperamos.

El cielo oscureció y todavía no había respuesta. Así que esperé en el mismo lugar. Llegaron más policías.

A las 9 p.m., los practicantes en la calle Fuyou pasaron el mensaje de que el premier había salido y que Tianjin liberó a los practicantes que estaban detenidos. El mensaje hizo que todos se fueran. Pero nadie se fue inmediatamente. Esperamos hasta que confirmen, y luego todos comenzaron a irse.

Esperé deliberadamente mientras veía qué podía hacer. Vi a alguien con una bolsa de plástico recogiendo basura del piso. Pronto, no quedaba casi nadie. Así que también me fui en bicicleta.

Los practicantes de Falun Gong siguen Verdad-Benevolencia-Tolerancia. La protesta pacífica del 25 de abril fue llevada a cabo pacíficamente. Por envidia, Jiang Zemin, ex líder del partido comunista que inició la persecución a Falun Dafa, usó el evento para difamar a los practicantes describiendo la protesta pacífica como un “asedio al predio del gobierno”. La brutal persecución todavía está ocurriendo hoy en día.

Un policía chino se acerca a practicantes de Falun Gong que viajaron a lo largo de China hasta la Plaza Tiananmen para hacer apelaciones pacíficas contra la persecución en 2001. (Cortesía de Minghui)
Un policía chino se acerca a practicantes de Falun Gong que viajaron a lo largo de China hasta la Plaza Tiananmen para hacer apelaciones pacíficas contra la persecución en 2001. (Cortesía de Minghui)

Nota del editor:

Falun Dafa (también conocida como Falun Gong) es una disciplina de la Escuela Buda basada en 3 principios universales: Verdad, Benevolencia y Tolerancia que elevan el estándar moral y además incluye 4 ejercicios y una meditación que se hacen en los parques libremente.

En 1999 comenzó una campaña de difamación y persecución hacia la disciplina iniciada por el excabecilla del régimen comunista chino Jiang Zemin. La persecución se extiende hasta hoy, ya que la facción de Jiang aun mantiene bajo su control el aparato represivo en China.

La disciplina se practica en más de 100 países. Para consultar el sitio de práctica más cercano a tu domicilio puedes hacer  clic aquí.

Para descargar gratuitamente el libro principal de la disciplina, puedes hacer clic aquí: Zhuan Falun.

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!

Video Destacados