Las imágenes del papa mientras se aparta cuando los fieles tratan de besar su anillo en el santuario de Loreto de Italia generó muchos interrogantes entre los católicos, ya que al parecer no siempre le gusta.

El vídeo con esas imágenes se ha convertido en un gran éxito en las redes sociales, pues mientras algunos creen que se trata de un acto de soberbia, otros opinan que es todo lo contrario.

Para los más críticos del pontificado, es una prueba más de que Francisco no ama la gente. El Papa rechazo al menos a 20 personas que intentaron acercarse a su mano.

Para otros, menos críticos, como la revista Vida Nueva, quiso mostrar que no ama las formalidades y que quiere ser tratado como un simple religioso más, sin ostentación.

Este miércoles, tras rendir homenaje a una monja misionera italiana de 85 años de edad que ayudó a salvar 3.000 bebés a África, aceptó gentilmente un pequeño beso en su anillo y a su vez besó a la monja en cada mejilla.

Esta no sería la primera vez que el papa Francisco hace algo similar. Cuando se despedía de su visita a Perú, el año pasado el entonces mandatario de ese país, Pedro Pablo Kuczynski, trató besarle el anillo, pero el sumo pontífice empujó su mano rápidamente hacia abajo y la puso firme para un apretón de manos.

A través de Bío Bío Chile

Ir a la portada de BLes.

¿Conoce nuestro canal de YouTube BLes Mundo? ¡Suscríbase!

Categorías: Mundo

Video Destacados