El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, afirmó este jueves que durante la reunión para festejar el 70 aniversario de la OTAN, los ministros discutieron temas tan diversos como presupuestos, lucha contra el terrorismo e incluso la presencia de Rusia en Venezuela.

Durante la rueda de prensa después de la reunión, Pompeo calificó la OTAN, la alianza que fundaron 12 naciones y ahora cuenta con 29, como la “roca que garantiza la seguridad occidental y las libertades democráticas”.

El secretario de Estado presentó los que califica como los “desafíos” actuales de la alianza asegurando que: “Nuestras naciones han heredado una alianza fuerte porque nuestro predecesores tuvieron la sabiduría de continuar adaptándose a los desafíos a la mano. Y ahora es nuestro deber adaptarnos a los desafíos como el terrorismo islámico radical, los ciberataques, la migración sin control, la estrategia competitiva china, y en efecto, todavía, la agresión rusa”.

Pompeo acusó al presidente ruso, Vladimir Putin, de querer “dividir nuestra alianza y debilitar nuestra determinación democrática” y de tener “oscuros sueños imperialistas”, y como ejemplo mencionó las invasiones en Georgia y Ucrania, e incluso su intromisión en Venezuela.

Le puede interesar: La estremecedora cifra de niños migrantes venezolanos que necesitan ayuda según UNICEF.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo
El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo

Al ser cuestionado específicamente sobre Venezuela y las tropas rusas en suelo venezolano, el secretario Pompeo confirmó que: “Sí hablamos sobre Venezuela. La posición de EE. UU. fue dejada en claro por el presidente Trump. Tienen que irse. Y hablamos de eso. Hablamos sobre eso en un contexto del esfuerzo ruso en todo el mundo (…) En cada caso estamos haciendo lo mejor que podemos, colectivamente, para responder. En el caso de Venezuela, EE. UU. está preparando su respuesta también”.

A finales de marzo, miembros de las fuerzas armadas rusas, específicamente dos aviones de la fuerza aérea rusa, aterrizaron en Caracas con cerca de 100 soldados rusos. EE. UU. ha condenado lo que considera la intromisión rusa en la nación sudamericana.

Reveló que sobre los “ataques rusos a las democracias occidentales, los ministros acordaron mejorar sus defensas contra la guerra híbrida, desarrollar nuestras estrategias para detenerla e identificar respuestas apropiadas.

En el caso del terrorismo, Pompeo aseguró que la OTAN juega un papel clave en la lucha contra el terrorismo islámico tanto en EE.UU. como en los demás países miembro.

Le puede interesar: ¿Cómo operan los ‘colectivos’ armados de Maduro? [Fotos y videos]

“EE.UU. especialmente aprecia el compromiso con la misión de la OTAN en Irak”, agregó.

El secretario de Estado se refirió también al “reparto de la carga” financiera, asegurando que la alianza se unió a EE.UU. en “el reconocimiento de la necesidad para un mejor reparto de la carga, todas y cada una de ellas”.

Detalló que la promesa de 41 mil millones de dólares de los aliados, pasó a 100 mil millones de dólares para el final de 2020. El presidente Donald Trump ha cuestionado el valor de la alianza y ha insinuado que algunos miembros no aportan lo que deben.

Al ser cuestionado por el Servicio Persa de la Voz de América sobre los principales desafíos de EE.UU. y sus aliados por parte de Teherán, Pompeo indicó que se trataba de una “larga lista” y que son “muchas” al referirse de la amenaza para otros países y para EE.UU. por parte de la República Islámica de Irán.

“Hemos pedido a la República Islámica de Irán que simplemente se comporte como una nación normal”, agregó, y colocó el ejemplo concreto de la amenaza como el “esfuerzo concertado (de Irán) de asesinatos, y campaña, dentro de Europa”.

Rechazo a una “nueva Guerra Fría”

En su comunicado final, la OTAN reconoció que se enfrenta a una “situación de seguridad impredecible y llena de retos”, entre los que citó “una Rusia más agresiva”, la “persistente amenaza del terrorismo” y “ataques cibernéticos”, así como “un cambio tecnológico rápido y profundo que requiere nuevos enfoques”. De hecho, durante la reunión, la OTAN abordó por primera vez el crecimiento tecnológico de China, que ha conseguido situarse a la cabeza del desarrollo de la tecnología 5G, algo que Washington ve con preocupación porque teme que Pekín aproveche esos sistemas para el espionaje.

La OTAN también analizó la salida de sus tropas de Afganistán después de 16 años, el entrenamiento a fuerzas iraquíes y la lucha contra el terrorismo, especialmente cómo evitar que resurja el grupo yihadista ISIS. Otro de los temas candentes en los márgenes de la reunión, fue la adquisición por parte de Turquía del sistema de misiles S-400 de fabricación rusa, una operación que ha sido criticada con vehemencia por parte de Washington, que no ve con buenos ojos que un aliado cuente con armamento suministrado por Moscú.

Stoltenberg, pidió durante la reunión “preservar la unidad” de los 29 estados miembros al tiempo que aseguró que la organización no busca una “nueva Guerra Fría”. 

A través de Voz de América y DW         

Ir a la portada de BLes

¿Conoces nuestro canal de Youtube BLes Mundo? ¡Suscríbete!

Temas: Categorías: Mundo

Video Destacados