Compartir

En un esfuerzo por encarrilar el Brexit y tras superar una moción de censura, la primera ministra de Gran Bretaña, Theresa May, inició consultas este jueves con los partidos de la oposición y otros legisladores.

Después del rechazo del Parlamento al acuerdo negociado por May con la Unión Europea, los países del bloque aceleraban los preparativos para una desordenada salida británica el 29 de marzo.

Por una abrumadora mayoría, la Cámara de los Comunes rechazó el martes el acuerdo infligiéndole a May la peor derrota de un gobierno en la historia moderna británica.

Jeremy Corbyn, el laborista líder de la oposición, convocó de inmediato una moción de censura de la cual el gobierno de May logró salir airoso el miércoles por la noche gracias al apoyo crucial del Partido Unionista Democrático de Irlanda del Norte.

Para buscar la forma de evitar dejar la UE sin un pacto, May invitó a los líderes de la oposición a entablar conversaciones para la futura relación de las dos partes. Sin embargo, Corbyn declinó reunirse con la primera ministra a menos que retire de la mesa la posibilidad de un Brexit “sin acuerdo”.

Theresa May gana el voto de confianza en el Parlamento británico
Theresa May gana el voto de confianza en el Parlamento británico

El expremier Tony Blair, que lideró durante años el Partido Laborista, dijo a la BBC el jueves que sería “sensato” que Corbyn se sentase con May para definir mejor el tipo de Brexit que quiere el país.

Además, advirtió que de no encontrar un mejor acuerdo con la UE provocaría daños sustanciales a la economía británica.

En general, después de la crisis política desatada por el Brexit en Gran Bretaña los socios comunitarios han reaccionado otorgando al gobierno y a los legisladores la responsabilidad en la toma de decisiones.

Por el momento, la primera ministra ha rechazado solicitar una ampliación de las negociaciones con Bruselas o aplazar la fecha de salida y sostiene que un Brexit “sin acuerdo” es una posibilidad real.

Edouard Philippe, el primer ministro de Francia, anunció una serie de medidas para enfrentar ese escenario. El parlamento francés adoptó una ley el miércoles que permite imponer medidas de emergencia tras el 30 de marzo si se produce un Brexit sin pacto.

El ejecutivo buscaría reducir los problemas en el comercio y el transporte transfronterizo, especialmente a través del Eurotúnel que cruza el Canal de la Mancha, y concedería a los trabajadores y jubilados británicos en el país un permiso temporal para quedarse hasta que se alcance un acuerdo a largo plazo.

Más preocupado que nunca por la posibilidad de que Londres abandone el bloque sin pacto, el negociador de la UE para el Brexit, Michel Barnier, se reunió con autoridades portuguesas el jueves en la capital del país, Lisboa.

Barnier afirmó en una conferencia de prensa, que las líneas rojas fijadas por los negociadores británicos han “cerrado puertas”. “Si (las líneas rojas) cambian, nosotros cambiaremos”, advirtió acerca de la postura de Bruselas.

El acuerdo de salida es “equilibrado y respetuoso” y señaló que la UE no había logrado un pacto tan “ambicioso” con ningún otro país ajeno al bloque.

Con información de AP

Ir a la portada de BLes

May inicia consultas para lograr un mejor acuerdo para el Brexit
Califique esta publicación

Compartir
Categorías: Mundo

Video Destacados