Compartir

Redacción BLes – Las dos islas de Nueva Zelanda se están acercando una a la otra como consecuencia del fuerte terremoto de 7,8 el 14 de noviembre de 2016, informó un medio local. 

Las fuerzas liberadas por el potente sismo tuvieron efectos inmediatos en el paisaje de North Canterbury y Marlbourgh, pero parece que esos cambios aún no han finalizado, explica el medio Stuff. 

Los datos muestran que el Estrecho de Cook se está estrechando a medida que la parte norte de la Isla del Sur avanza hacia el noreste.

 KAT PICKFORD Cabo Campbell, mirando por el estrecho de Cook a Wellington.
Cabo Campbell, mirando por el estrecho de Cook a Wellington.

El terremoto de Kaikoura desgarró 25 fallas desde su epicentro cerca de Waiau, North Canterbury hacia el norte hasta las orillas del estrecho de Cook.

El seísmo, de un minuto y medio, elevó partes de la costa de Marlborough a 6 metros en algunas zonas y en otras hundió el suelo más de 2 metros. 

Las estaciones de control del Sistema de Posicionamiento Global (GPS) instaladas por GNS Science y la Universidad de Otago en toda la zona del terremoto en los días posteriores al choque principal muestran el movimiento más rápido en los últimos dos años desde entonces en Cabo Campbell.

Cabo Campbell después del levantamiento durante el terremoto de Kaikōura en noviembre de 2016.
Cabo Campbell después del levantamiento de tierra durante el terremoto de Kaikōura en noviembre de 2016.

Ekl Dr. Sigrún Hreinsdóttir, científico geodésico de GNS Science explicó a Stuff que el Cabo Campbell se ha movido al noreste y ahora está 35 centímetros más cerca de Wellington que antes del terremoto. 

Se han comprobado también que Kaikoura se han deslizado 15 centímetros más al este, mientras que Blenheim se encuentra ahora 15 centímetros más al noreste, hacia el Estrecho de Cook y Nelson se habría deslizado unos 5 cm al sureste.

Nueva tierra expuesta después del terremoto de noviembre de 2016 cerca de Cape Campbell.
Nueva tierra expuesta después del terremoto de noviembre de 2016 cerca de Cape Campbell.

“En realidad estamos teniendo todos estos cambios y la pregunta es, ¿cuál es el factor dominante?”, se pregunta el científico. 

“La idea de que había un componente bastante significativo en la interfaz de la placa fue algo sorprendente para nosotros”, explica Hreinsdóttir, líder del informe de la Plataforma de Investigación de Riesgos Naturales que estudió la deformación posterior al sismo de Kaikoura. 

El informe afirma que el arrastre de tierra de un terremoto tan grande continuará durante años, con un mayor deslizamiento en las fallas de la corteza, la “respuesta viscoelástica” de la corteza inferior y el manto superior además de un posible deslizamiento en la interfaz de subducción. 

Las islas Norte y Sur de Nueva Zelanda están acercándose tras el potente terremoto de 2016
5 (100%) 1 voto

Compartir
Temas: Categorías: Mundo

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds