Redacción BLesChina tiene “una liga propia cuando se trata de violaciones de los derechos humanos”, dijo el Secretario de Estado Mike Pompeo cuando presentó el Informe Anual del Departamento de Estado sobre Prácticas de Derechos Humanos el 13 de marzo de 2019.

El informe estadounidense documenta violaciones en casi 200 países y territorios; 120 páginas se refieren a China. La persecución de Falun Gong (conocido también como Falun Dafa) fue mencionada seis veces.

El documento identifica la cuestión de la extracción forzada de órganos en China, sobre la cual la Cámara de Representantes aprobó por unanimidad la Resolución 343 en junio de 2016, “expresando su preocupación por los persistentes y creíbles informes sobre la extracción sistemática y autorizada por el Estado de órganos de prisioneros de conciencia que no han dado su consentimiento en la República Popular China, incluyendo un gran número de practicantes de Falun Gong y miembros de otros grupos religiosos y étnicos minoritarios”.

Según el informe, activistas y organizaciones siguen responsabilizando al gobierno [chino] de extraer órganos de los presos de conciencia, sin contar con su voluntad de hacerlo, especialmente de los miembros de Falun Gong”.

Dos practicantes de Falun Dafa, Bian Lichao y Ma Zhenyu, actualmente encarcelados en China, fueron mencionados en el informe.

Bian Lichao es un profesor galardonado de la 10ª Escuela Secundaria de Kailuan, en la ciudad de Tangshan, provincia de Hebei. Fue condenado a 12 años de prisión en 2012. Ma Zhenyu fue ingeniero en el 14º Instituto de Investigación del Grupo de Tecnología Electrónica de China. Fue condenado a tres años de prisión por el Tribunal Intermedio de Nanjing en 2018.

El informe enumera varias violaciones graves de los derechos humanos en China, incluidas las cometidas por el gobierno: “asesinatos arbitrarios o ilegales por parte del gobierno; desapariciones forzadas; torturas; detenciones arbitrarias; duras condiciones de detención y encarcelamiento que ponen en peligro la vida; prisioneros políticos”, y muchos otros.

También detalla cómo los practicantes de Falun Dafa han sido víctimas de “tortura sistemática bajo custodia” por parte del Partido Comunista Chino.

El texto señala que los activistas políticos y los creyentes religiosos, incluidos los practicantes de Falun Dafa, han sido detenidos en centros de tratamiento de adicciones; la detención más prolongada fue de dos años.

Igualmente se informó que algunos abogados que ayudan a activistas políticos y creyentes fueron privados de sus licencias profesionales. Algunos de ellos fueron detenidos, acosados y amenazados o se les prohibió reunirse con sus clientes. Otros abogados que han ayudado a los practicantes de Falun Dafa incluso han desaparecido. Se cree que han sido encarcelados en secreto. Un ejemplo es Gao Zhisheng, que no ha sido visto desde agosto de 2017.

La Oficina de Democracia, Derechos Humanos y Trabajo del Departamento de Estado publica el informe de derechos humanos todos los años. Este año es el 43º.

Falun Dafa (también conocido como Falun Gong) es una disciplina milenaria de la Escuela Buda basada en los principios universales de Verdad, Benevolencia y Tolerancia. Fue presentada al público por el Sr. Li Hongzhi en 1992 en China. Actualmente lo practican más de 100 millones de personas en 114 países. Pero este sistema de cultivación espiritual está siendo brutalmente perseguido en China desde 1999. Para más información, por favor visite: falundafa. org y genocidiochino.org.

A través de Minghui.

Ir a la Portada BLes.com.

Video Destacados