Compartir

Redacción BLes – Con motivo de la visita de Estado del líder chino Xi Jinping, la Asociación de Falun Dafa en España expresó ayer al Gobierno y al Rey su condena y rechazo a “las gravísimas violaciones de derechos humanos” que continúan produciéndose bajo la dictadura del régimen comunista chino.

En un comunicado, la Asociación de Estudios de Falun Dafa en España pidió ayer a los dirigentes políticos mayor coherencia y firmeza en la defensa y promoción de los derechos humanos.

“No se pueden anteponer los negocios y los intercambios económicos con China a costa del silencio de los asesinatos y torturas de millones de inocentes por sus creencias espirituales”, asegura María del Carmen Echeveste, representante de la Asociación de Falun Dafa en España.

La ONG Amnistía Internacional recordó en su último informe sobre China que “los seguidores de Falun Gong siguieron siendo víctimas de persecución, detenciones arbitrarias, juicios injustos y tortura y otros malos tratos”.

También se hace mención en el informe al abogado de derechos humanos Wang Quanzhang, que ha ejercido la defensa legal de practicantes de Falun Gong y se encuentra actualmente “detenido en régimen de incomunicación”.

20 años de persecución

Según la página web de la asociación, Falun Gong, también conocido como Falun Dafa, es una práctica espiritual que, con la autorización y apoyo del gobierno chino,se hizo muy popular en el país asiático en los años noventa llegando a contar con casi 100 millones de practicantes.

Esta práctica de raíces budistas y daoístas consta de ejercicios y meditación y unas enseñanzas basadas en los principios de Verdad-Benevolencia-Tolerancia, describe la asociación en su sitio web.

Sin embargo, desde 1999 la práctica de Falun Dafa “es brutalmente perseguida por el Partido Comunista Chino, quien temió su creciente popularidad y comenzó una cruenta persecución que continúa hasta hoy con decenas de miles de practicantes torturados y asesinados”, afirma la asociación.

Sustracción forzada de órganos en China

La ONG estadounidense Médicos contra la Sustracción Forzada de Órganos (DAFOH por sus siglas en inglés), afirma que el estado chino ejerce la práctica habitual de vender los órganos de los prisioneros de conciencia, en especial de los practicantes de Falun Dafa y Uigures, siendo la extracción de estos en la mesa de operaciones el proceso de ejecución. 

Practicantes de Falun Dafa hacen una demostración pública para hacer un llamado en contra de la sustracción forzada de órganos en China. (La Gran Época)

Según esta asociación, la sustracción de órganos de presos ejecutados comenzó en 1984 gracias a una ley que lo permitía y que aun hoy sigue en vigor. 

En 2006, testigos y un informe independiente realizado por dos investigadores canadienses, David Kilgour y David Matas, afirmaron que los órganos se sustraían a presos de conciencia vivos, en su mayoría practicantes de Falun Gong detenidos.

El informe realizado tras una exhaustiva serie de entrevistas telefónicas asegura que “la sustracción forzada de órganos en China es una atrocidad generalizada y sistemática, autorizada por el estado”.

Kilgour y Matas, autores del libro Bloody Harvest, citan, entre otras muchas, una grabación telefónica del año 2006, donde médicos de un hospital chino confirma que ahí se usan “frescos, órganos vivos” de practicantes de Falun Gong. 

El escritor Ethan Gutmann presentando su libro Cosecha Sangrienta. La historia oculta de la sustracción forzada de órganos, de su negocio y de su macabra conexión con los campos de trabajo en China en los cuales están arrestados los practicantes de Falun Dafa.

El Parlamento Europeo condena estos crímenes

En referencia a las atrocidades cometidas contra los practicantes de Falun Gong, el Parlamento europeo adoptó un resolución en 2013 y una declaración escrita en 2016 condenando “la práctica sistemática y autorizada por el Estado de extraer sin consentimiento órganos de presos de conciencia en la República Popular China, en particular, de practicantes de la meditación y los ejercicios pacíficos de Falun Gong, aunque también de uigures, tibetanos y cristianos”, se puede leer en la declaración. 

Audiencia en el Parlamento Europeo  en 2016 sobre la sustracción forzada de órganos.
Audiencia en el Parlamento Europeo en 2016 sobre la sustracción forzada de órganos.

En la resolución de 2016, el Parlamento europeo condena estos hechos e insta a los Estados miembros a que lo denuncien.

“En España se presentaron el año pasado 251.000 firmas al Congreso de los Diputados, sin que hasta la fecha se haya adoptado ninguna de las medidas instadas en las resoluciones europeas”, denuncia la asociación, que también ha iniciado una petición online a las demás altas instituciones del Estado.

Practicantes de Falun Dafa al gobierno español: el régimen chino sigue violando los derechos humanos
5 (100%) 1 voto

Compartir
Temas: Categorías: Mundo

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds