Compartir

El cardenal australiano George Pell, número tres del Vaticano, fue declarado culpable de agresión sexual a menores, anunció este martes una corte de Melbourne. Se convirtió así en el más alto responsable de la Iglesia católica condenado en un caso de pederastia.

La corte de Melbourne (sur de Australia) declaró al cardenal, culpable de un cargo de agresión sexual y de otros cuatro cargos de atentado al pudor contra dos monaguillos por unos hechos ocurridos en la sacristía de la Catedral de San Patricio de Melbourne en los años 1990.

Le puede interesar: El Papa Francisco sorprende cambiando su discurso: “quienes acusan a la Iglesia son familiares del diablo

El jurado declaró que Pell era culpable de haber abusado de dos niños de 13 años a quienes encontró bebiendo vino sacramental en un cuarto trasero de la Catedral de San Patricio en Melbourne a fines de 1996, mientras cientos de fieles salían de la iglesia tras los servicios dominicales.

Pell, quien actualmente tiene 77 años pero en ese entonces tenía 55, tenía poco tiempo de haber sido nombrado el católico de mayor rango en Melbourne, la segunda ciudad más grande de Australia.

El jurado también declaró culpable a Pell de haber abusado indecentemente de uno de los muchachos en un pasillo más de un mes después.

La pena a la que se condenará al cardenal no fue decidida. El miércoles está prevista una nueva audiencia. Los abogados del cardenal anunciaron a la agencia AFP su intención de apelar la sentencia.

George Pell se retiró de sus funciones en el Vaticano para defenderse, pero sobre el papel sigue apareciendo a la cabeza de la Secretaría de Economía de la Santa Sede.
George Pell se retiró de sus funciones en el Vaticano para defenderse, pero sobre el papel sigue apareciendo a la cabeza de la Secretaría de Economía de la Santa Sede.

El veredicto fue emitido el pasado 11 de diciembre pero este no pudo divulgarse en su momento por razones legales. El tribunal de Melbourne adoptó entonces una “orden de supresión”, que prohibía a los medios cualquier mención a este caso, so pena de actuaciones judiciales.

Este silencio obligado se impuso con el objetivo de proteger al jurado de un segundo juicio en el que el cardenal Pell debía ser juzgado por otros presuntos delitos.

Pero la acusación decidió renunciar a esta segunda serie de investigaciones, lo que condujo al levantamiento, este martes, del silencio mediático sobre el primer caso y a autorizar a los medios a anunciar el veredicto de culpabilidad.

Pell se retiró de sus funciones en el Vaticano para defenderse, pero sobre el papel sigue apareciendo a la cabeza de la Secretaría de Economía de la Santa Sede, es decir, el número tres del Vaticano.

El cardenal enfrenta una condena de hasta 50 años en prisión después de una audiencia de sentencia que empieza el miércoles. 

Pell había sostenido que era inocente durante el juicio y describió las acusaciones como una “conducta vil y desagradable” que iba en contra de todo en lo que él creía.

Fuente: DW

Ir a la portada de BLes

¿Te has suscrito ya a nuestro canal de Youtube BLes Mundo?

Declaran culpable por pederastia al número tres del Vaticano
Califique esta publicación

Compartir
Categorías: Mundo

Video Destacados