BEIRUT (AP) — Una veintena de civiles que necesitan ayuda médica fueron evacuados el miércoles de un enclave rebelde sitiado cerca de Damasco, en el último grupo de casos urgentes en dejar el área en medio de una ofensiva de las fuerzas del gobierno.

Las autoridades locales en Harasta, uno de los pueblos en Ghouta Oriental, en tanto, dijeron que tropas sirias dejaron el lugar aislado del resto del enclave rebelde, sin acceso a ayuda médica u otros suministros a unas 20.000 personas.

Los residentes han pasado largos periodos de tiempo en refugios subterráneos en medio de intensos bombardeos, explicó un miembro del consejo local de Harasta. Las tropas de Damasco tomaron cementerios locales, obligando a los vecinos a enterrar a sus muertos en otra parte, agregó la fuente, que habló bajo condición de anonimato por preocupaciones de seguridad.

Un portavoz de una organización médica caritativa dijo que el aislamiento significa que Harasta y otro bolsón aislado no han podido enviar pacientes en la evacuación.

Se preparó una lista de al menos 1.034 pacientes, incluyendo 72 casos urgentes, para evacuación de Ghouta Oriental, dijo Mohamad Katoub, de la Sociedad Médica Sirio-Estadounidense, que supervisa varias instalaciones médicas en el área.

La evacuación es parte de un acuerdo negociado por la ONU para permitir que casos médicos urgentes dejen el enclave rebelde hacia Damasco para ser tratados. Unos 150 pacientes y sus familias dejaron el enclave el martes.

Fuerzas del gobierno dividieron recientemente el enclave en dos y aislaron los pueblos de Douma y Harasta luego que su ofensiva se intensificó en febrero. Activistas opositores dicen que más de 1.100 civiles han muerto en la ofensiva desde mediados de febrero.

El miércoles, los activistas reportaron la continuación de los bombardeos contra el enclave. El Observatorio Sirio de Derechos Humanos y socorristas de la Defensa Civil Siria, conocidos como Cascos Blancos, dijeron que Kfar Batna, un pueblo en el extremo suroeste del enclave, ha sido bombardeado con especial intensidad desde el martes.

Un vídeo de los Cascos Blancos muestra a rescatistas llegando a un barrio de la ciudad, tratando de encontrar sobrevivientes e imposibilitados de recoger a los muertos en medio del incesante bombardeo. Un par de mujeres emergen de una columna de humo, caminando sobre escombros para alcanzar a los socorristas.

Share
Categorías: Mundo

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds