BEIRUT (AP) — Un pequeño grupo de civiles salió el lunes del enclave rebelde de Ghouta Oriental, a las afueras de Damasco, a través de un corredor establecido por el Ejército sirio, en medio de los avances militares que han dividido el área en tres partes.

La televisora estatal mostró imágenes de un grupo de hombres, mujeres y niños e indicó que salieron el lunes de la población de Madyara, luego de que fue tomada el domingo por las tropas sirias. La televisora mostró a varias mujeres que cargaban bebés y daban la bienvenida al ejército sirio mientras denunciaban que los rebeldes impedían a los civiles salir de Ghouta Oriental.

Recapturar el enclave representa una de las victorias más importantes para el presidente Bashar Assad durante la guerra civil de siete años. También representaría el peor revés para los rebeldes desde que la oposición fue expulsada de la parte oriental de la ciudad de Alepo a finales de 2016, luego de un asedio similar y bombardeos.

Ghouta Oriental es más grande y más poblada que Alepo, con 400.000 personas que se cree viven ahí atrapadas bajo un aire asfixiante, un constante bombardeo terrestre y un asedio de años. Más de 1.000 civiles han muerto en la dura ofensiva que lanzó el gobierno el 18 de febrero.

Las fuerzas del gobierno sirio dividieron en dos partes a Ghouta Oriental _en norte y sur_ tras sus rápidos avances del fin de semana y aislaron las localidades de Douma y Harasta del resto del enclave, estrechando el cerco sobre los residentes.

Douma es el asentamiento más grande de Ghouta Oriental. Iyad Abdelaziz, miembro del concejo local, dijo que los residentes y las autoridades locales están considerando evacuar la localidad.

El grupo rebelde más grande de la zona, el Ejército del Islam, anunció el lunes que llegó a un acuerdo con fuerzas rusas para evacuar a los heridos del enclave. Su comunicado indicó que el trato con los rusos fue alcanzado a través de Naciones Unidas.

El Ejército del Islam dijo que los heridos serán evacuados por etapas, pero no mencionó si se trataba de combatientes o de civiles. Tampoco se precisó cuándo comenzaría el proceso o a dónde se llevaría a los heridos.

Entretanto, miles de personas huían de Afrin, en el noroeste del país, a medida que fuerzas turcas junto con milicias afines se disponían a tenderle un cerco. Ebrahim Ebrahim, portavoz en Europa del mayor grupo kurdo en Siria, el Partido de Unión Democrática, dijo que los habitantes huían hacia zonas controladas por el gobierno.

Explicó que los residentes huyeron por temor a que las fuerzas turcas y sus milicias afines perpetrarán atrocidades contra los kurdos y otras minorías de esa localidad.

Las fuerzas turcas han destruido las fuentes de electricidad y agua en Afrin, lo que hace casi imposible permanecer allí, dijo Ebrahim. Culpó a Rusia y Turquía por “los crímenes de guerra que se están cometiendo en Afrin”.

El diario turco Hurriyet también reportó que los civiles están huyendo de Afrin con dirección a zonas controladas por el gobierno o hacia Manbij, un poblado dominado por las Fuerzas Democráticas Sirias, de liderazgo kurdo.

Share
Categorías: Mundo

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds