BERLÍN (AP) — Un influyente legislador ruso dijo el martes que no comprende por qué el exasesor de Seguridad Nacional del presidente estadounidense Donald Trump se negó a revelar de inmediato la verdad sobre sus contactos con el embajador ruso.

Michael Flynn se declaró culpable la semana pasada de mentir al FBI acerca de sus conversaciones en diciembre de 2016 con el embajador Serguei Kislyak. Los fiscales dijeron que está cooperando con la pesquisa del investigador especial Robert Mueller acerca de la posible colusión entre Rusia y la campaña Trump en la elección presidencial de 2016.

Konstantin Kosachev, quien preside la comisión de relaciones exteriores de la cámara alta, dijo a The Associated Press el martes en Berlín que los contactos de Flynn con Kislyak fueron “totalmente correctos y justos”.

Dijo que Flynn no cometió un acto ilegal cuando se puso en contacto con Kislyak para “promover ciertos intereses estadounidenses”.

“No comprendo por qué no dijo toda la verdad desde el inicio”, dijo Kosachev.

Flynn tuvo que renunciar en febrero al conocerse informes de que funcionarios del gobierno de Barack Obama dijeron al equipo Trump que Flynn había hablado con Kislyak sobre las sanciones a Rusia, contradiciendo lo dicho públicamente por el vicepresidente Mike Pence.

Según los fiscales, Flynn pidió a Kislyak que evitara “escalar la situación” cuando el gobierno de Obama sancionó a Rusia en represalia por su supuesta intromisión en las elecciones.

Días después, el presidente ruso Vladimir Putin declaró que no habría represalia rusa.

El Kremlin insistió que las conversaciones de Flynn con Kislyak no habían influenciado la decisión de Putin.

Kosachev dijo que había discutido el asunto con Kislyak, su segundo en la comisión de asuntos exteriores desde su regreso de Estados Unidos y su ingreso a la cámara.

“Puedo decirles que él está igualmente perplejo”, afirmó. “Las conversaciones fueron inocentes. No hubo intentos de injerencia en asuntos internos estadounidenses, en asuntos internos rusos. Fue un contacto profesional entre dos profesionales.

Kosachev reafirmó que Rusia no se entrometió en la elección estadounidense y que Moscú no tiene nada que temer de la declaración de Flynn.

“Mientras el señor Flynn siga diciendo la verdad, estamos totalmente a salvo”, dijo. “Porque Rusia jamás ha intentado entrometerse en la campaña electoral en Estados Unidos”.

Kosachev subrayó que los contactos entre Flynn y Kislyak tuvieron lugar después de la elección y que “era absolutamente imposible en ese momento hacer nada más respecto de la campaña electoral que había concluido a esa altura”.

Sostuvo que la “histeria” en Estados Unidos por la presunta injerencia rusa en la elección significa que “Rusia es rehén en el debate interno entre el partido que perdió la elección y el partido que ganó la elección”.

“Creo que mucha gente en Estados Unidos que pertenece a los dos partidos quisiera destituir al señor Trump del poder, y hacen uso o abuso del factor ruso para además atacar al señor Trump”, sostuvo el legislador. “No tiene nada que ver con Rusia”.

Kosachev sostuvo que Rusia y Estados Unidos son “socios naturales” que deben cooperar en asuntos tales como los ensayos nucleares y misilísticos de Corea del Norte, la crisis en Medio Oriente y otros retos globales, y que las riñas políticas internas en Estados Unidos han coartado esa cooperación.

“No podemos hacerlo ahora porque el señor Trump está completamente bloqueado”, dijo. “Cualquier intento suyo de acercamiento a Rusia es malinterpretado como una suerte de confirmación de que es dominado por el Kremlin, de que fue elegido con ayuda de Rusia y así sucesivamente. Eso afecta de manera negativa la situación mundial”.

Temas: Categorías: Mundo

Notas relacionadas