BANGSAL, Indonesia (AP) — La ayuda comenzó a llegar a las zonas aisladas de la isla de Lombok, que intenta recuperarse de un potente sismo que causó al menos 131 muertos, mientras los rescatistas redoblaron el miércoles sus esfuerzos para encontrar a más víctimas mortales.

Voluntarios y rescatistas estaban construyendo más refugios temporales para las decenas de miles de personas que perdieron sus casas en el terremoto de magnitud 7,0 registrado el domingo en la noche. Desde camiones se repartía agua, comida y material médico.

Cinco aviones cargados con comida, medicamentos, mantas, tiendas de campaña y camiones cisterna partieron desde la capital de Indonesia, Yakarta, hacia la isla a primera hora del miércoles, dijo el ejército.

Los rescatistas recuperaron también el miércoles el cuerpo de una mujer que estaba sepultada entre los escombros de una mezquita derribada por el temblor en el distrito de Bangsal, en el norte de la isla.

El vocero de la Agencia Nacional de Mitigación de Desastres, Sutopo Purwo Nugroho, dijo que la cifra confirmada de fallecidos subió a 131 personas desde las 105 anunciadas en la víspera. Hay más reportes de víctimas mortales que aún tienen que ser verificados, explicó en una conferencia de prensa agregando que se espera que el número de muertos suba.

Casi 2.500 personas han sido hospitalizadas con heridas graves y más de 156.000 están desplazadas por los enormes daños registrados en miles de viviendas.

Según las autoridades, las alrededor de 5.000 personas que quisieron abandonar tres islas turísticas periféricas afectadas por cortes de energía y con daños en los hoteles, salieron en barco.

Indonesia: sismo en Lombok deja más de 130 fallecidos
Califique esta publicación
Categorías: Mundo

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds