Redacción BLes – El parlamento húngaro aprobó ampliamente este miércoles el paquete de leyes denominado informalmente “Detener a Soros” que penaliza las actividades que facilitan la inmigración ilegal.

Los proyectos de ley contienen enmiendas al código penal que sancionan a las entidades u organizaciones que “facilitan la migración ilegal” o ayudan con los procedimientos de solicitud de asilo de los inmigrantes clandestinos que llegan de países seguros, reportó Reuters.

Los proyectos de ley definen la promoción de la migración ilegal como una actividad organizada que ayuda a una persona que no está en peligro de persecución a presentar una solicitud de asilo u obtener un título de residencia.

“El pueblo húngaro espera legítimamente que el gobierno use todos los medios necesarios para combatir la inmigración ilegal y las actividades que la ayudan”, escribió el ministro del Interior, Sandor Pinter, en una justificación adjunta al proyecto de ley, citada por la agencia de noticias.

“El paquete de leyes de ‘Detener a Soros’ cumple esa meta, por lo que la organización de la inmigración ilegal es una ofensa criminal”, añadió.

Con la sanción de esta ley, apoyar financieramente la migración ilegal, beneficiarse económicamente de ella o llevar a cabo tales actividades a una distancia de menos de 8 km de la frontera se castiga con penas de prisión de hasta un año.

El Parlamento también ha cambiado la ley de refugiados, según la cual se rechazarán las solicitudes de asilo presentadas por personas que lleguen de países seguros. Según los redactores del paquete de leyes, estas están en consonancia con la Convención de Ginebra, que garantiza la protección a aquellos que llegan directamente de tierras donde su vida o libertad estaban en peligro.

Asimismo, con esta iniciativa se ha cambiado la ley sobre las fronteras de Hungría, estipulando que cualquiera que sea procesado bajo cargos de crímenes relacionados con la protección fronteriza tendrá prohibido acercarse a menos de 8 km de la frontera, excepto las personas que hayan sido residentes en esa zona por lo menos 5 años.

Las nuevas leyes entrarán en vigor el primer día del mes siguiente a su publicación.

El Primer Ministro húngaro, Victor Orban, intenta neutralizar la influencia del especulador financiero George Soros en la política nacional.

La inmigración se ha convertido en una gran preocupación para la población de toda la Unión Europea, que en los últimos meses se ha inclinado por elegir propuestas gubernamentales que proponen leyes más duras con respecto a la inmigración ilegal, como son los casos de Italia y Austria.

De hecho, en el seno de la Unión Europa, en Berlín, esta preferencia de los votantes por proteger sus comunidades locales ante el avance de la inmigración ilegal está amenazando con fracturar a la reciente coalición de Angela Merkel en Alemania.

En el caso de Hungría, el primer ministro Victor Orban ha aumentado el apoyo a sus duras medidas ante la gran cantidad de migrantes, en su mayoría musulmanes, que huyen de los conflictos en Medio Oriente. Orban ha calificado a los inmigrantes ilegales como una amenaza para la civilización cristiana de Europa y ha construido una valla fronteriza a lo largo de las fronteras del sur de Hungría.

Quienes se oponen a la legislación, incluido el Comité Húngaro de Helsinki, que recibe la mayoría de sus fondos (34%) de la Open Society Foundation del especulador financiero George Soros, argumentan que la nueva legislación reducirá aún más la definición de quién obtiene el estatuto de refugiado.

Cabe destacar que el Comité Húngaro de Helsinki recibió cuatro subvenciones por un total de U$S 1,434,732 de la Open Society Foundation, la organización donde el multimillonario George Soros ha depositado la mayor parte de sus riquezas, unos 18.000 millones de dólares. Los Copresidentes del Comité húngaro de Helsinki, András Kádár y Márta Pardavi, también tienen estrechos vínculos con George Soros y sus fundaciones.

Ingresos del año 2016 del Comité Húngaro de Helsinki.

En este marco, el martes, el gobierno húngaro presentó un proyecto de ley que busca introducir un impuesto especial del 25 por ciento sobre las organizaciones que respaldan la migración con el fin de contribuir al gasto gubernamental en el manejo de la migración. Los ingresos del impuesto se gastarán exclusivamente en medidas de protección fronteriza, según el proyecto de ley.

También le puede interesar: ¿Por qué el multimillonario  George Soros financia la independencia de Cataluña?

¿Por qué este paquete de leyes se llama “Detener a Soros”?

En Hungría, el primer ministro Viktor Orban acusa a Soros de estar promoviendo la inmigración ilegal en Europa a través de la red de ONG que dependen financieramente de la Open Society Foundation (OSF por sus siglas en inglés).

En estos momentos en todo el Mediterráneo está operando una extensa red de ONG que está financiada directamente por la OSF o colabora con ella.

Italia: un caso paradigmático

En Italia, el país donde hay mayor llegada de inmigrantes del Mediterráneo, el lobby creado alrededor de la inmigración es gigantesco y cubre casi todos los aspectos posibles.

En la siguiente infografía, realizada por el sitio independiente Disobedient Media, se observa esa red: en verde se muestran las ONG internacionales financiadas por OSF, en azul las ONG italianas financiadas por OSF y en púrpura las organizaciones que trabajan conjuntamente con la OSF en proyectos concretos. Todas estas organizaciones están relacionadas desde un ángulo u otro con la inmigración.

Infografía de las relaciones entre las ONG que operan en Italia con la OSF. (Disobedient Media)

Cabe destacar alguna de estas organizaciones:

  • ASGI – Asociación para Estudios Jurídicos sobre Inmigración 

La tarea de ASGI es difundir ideas sobre leyes de inmigración entre abogados, juristas y académicos; ha influenciado la creación de leyes nacionales y de la UE sobre inmigración, asilo y ciudadanía. ASGI fue fundada por Open Society Foundation (OSF) y es financiada directamente por esta.

  • CILD – Coalición Italiana por las Libertades y los Derechos Civiles  

Creada en 2014, CILD es una red de organizaciones para “promover derechos y libertades, con campañas de defensa, acciones públicas y legales”. Su manifiesto incluye un cambio de visión sobre la inmigración, como un sistema de asilo.

Las actividades de CILD incluyen, el proyecto Open Migration, que se enfoca en un control de las noticias sobre inmigración. Sus artículos buscan:

-Cubrir críticas a las investigaciones de ONG en el Mediterráneo;

-Negar que las apelaciones de refugiados están sobrecargando el sistema judicial;

-Difundir que los inmigrantes están “sobrerepresentados” en el sistema penitenciario debido a la custodia preventiva (a pesar de que los datos muestran que los migrantes cometen seis veces más crímenes en Italia que los nativos).

La extensa red de CILD incluye entre otros:

– A Buon Diritto: un grupo de defensa sobre el tema de la inmigración. Financiado por la Open Society;

– ANSI (Asociación Nacional de Prensa Intercultural): promovida y constituida por periodistas extranjeros, apoyados por Cospe y Open Society;

– Antígona: organización de los derechos y garantías del sistema penal, financiada por Open Society;

– ARCI: gran movimiento popular para promover la emancipación, con más de un millón de suscriptores, con el apoyo de Open Society;

– ASGI: detallado arriba;

– Associazione 21 Luglio: se centra en la minoría romaní. Financiada por la Open Society;

– CIR (Consejo Italiano para los Refugiados): financiado por Open Society;

– Cittadini del Mondo (Ciudadanos del mundo): promotor de fronteras abiertas, financiado por Open Society;

– Fondazione Leone Moressa: un laboratorio de ideas con un enfoque en inmigración, financiado por Open Society;

– Lunaria: sin ánimo de lucro con un enfoque en la globalización y la migración, colabora regularmente con Open Society;

– NAGA: derechos de los migrantes con enfoque en Roma, financiado por Open Society;

– PARSEC: instituto de investigación de estudios sociales con enfoque en inmigración, creó el proyecto “parlare civile” (hablar civil) que se enfoca en redacción políticamente correcta, con el apoyo de Open Society.

La inmigración clandestina es muy alta en Grecia, España e Italia.

La Carta de Roma

La influencia de esta red de ONG y financiamiento externo en Italia ha traspasado límites insospechados años atrás.

En este marco, el caso de la Carta de Roma resulta un ejemplo paradigmático.

La asociación fue fundada en diciembre de 2011 para poner en ejecución un “código de conducta del periodista para informar sobre inmigración”, señala el sitio oficial.

Desde febrero de 2016, el “Glosario” de la Carta de Roma (Carta di Roma) es una parte integral de la “Carta unificada del deber del periodista”. Los miembros permanentes invitados son el Alto Consejo de las Naciones Unidas para los Refugiados, la Organización Internacional para las Migraciones y la Oficina Nacional contra la Discriminación Racial.

El glosario de la Carta de Roma ha sido revisado y corregido por los editores para recategorizar, en base al enfoque de las ONG y de las propuestas de Soros, limitando el uso de palabras que se consideran “inadecuadas” a la hora de informar sobre la inmigración ilegal.

Los términos que acepta la Carta de Roma son: solicitante de asilo, refugiado, persona protegida por protección subsidiaria, beneficiario de protección humanitaria, víctima de tráfico ilícito, migrante irregular (anteriormente comúnmente definido como clandestino), afluencia migratoria mixta, etc.

La influencia de esta enorme red ha llegado al punto que, por ejemplo, el término “clandestino” ahora se castiga con multas y advertencias de la Orden de los Periodistas.

Aunque suene ilógico, en la mayoría de los casos, la Carta de Roma considera redundante mencionar la nacionalidad de los inmigrantes ilegales que cometen delitos en territorio italiano.

Concluyendo, solo en Italia, la red, es extensa e intrincada. Ex ministros, como Kyenge (Inmigración) y Bonino (asuntos exteriores), son directamente responsables de la gran afluencia de inmigrantes aceptados por la fuerza en el país europeo, apoyando a grupos que promueven la censura de prensa y que también proporcionan apoyo jurídico, defensa y publicaciones.

¿Por qué esa gigantesca red de ONG? ¿Con qué propósito? 

En agosto de 2017, el portal DCLeaks filtró 2.576 documentos internos de las organizaciones de Soros, y en especial de la OPEN SOCIETY FOUNDATIONS (OSF), clasificados por áreas: Estados Unidos, América Latina, Europa, Asia, Eurasia y África.

Antes de que el sitio web fuera clausurado, numerosos medios, entre ellos La Vanguardia, informaron sobre la documentación sustraída por los piratas informáticos. Otros no solo hicieron copias de los mismos, sino que dieron difusión a sus declaraciones:

“George Soros financia a más de 50 ONG. Se considera el arquitecto de las revoluciones y golpes de estado en todo el mundo, durante los últimos 25 años. Es un oligarca que patrocina el Partido Demócrata, a Hillary Clinton, y a cientos de políticos de todo el mundo”, afirmaron los piratas informáticos en base a la información recolectada.

Uno de los informes filtrados es Gobernanza y Refuerzo en Migración, creado en mayo de 2016. En este reporte se habla extensamente de los objetivos, herramientas y aliados de la OSF.

A medida que nuestras aspiraciones han evolucionado, nuestros objetivos han pasado de la reducción de daños a más influencia política proactiva basada en soluciones. Sin embargo, nuestras ambiciones programáticas han sido atemperadas por la naturaleza de nuestro programa pequeño y relativamente nuevo. IMI (Instituto de Política Migratoria) ha tenido que ser selectivo y oportunista, particularmente a nivel global, en apoyar a los líderes de este campo para impulsar la manera de pensar en la migración y coordinar mejor los esfuerzos de promoción y reforma. Nosotros hemos apoyado iniciativas, organizaciones y redes cuyo trabajo se relaciona directamente con nuestros objetivos“, se puede leer en el capítulo de objetivos de este informe.

“Mientras el Instituto de Política Migratoria (MPI por sus siglas en inglés) a veces es criticado por su cercanía a los gobiernos, la financiación flexible de OSF le ha permitido mantener cierta independencia de los gobiernos que aconseja. Esto es particularmente importante, ya que su flujo de ingresos proviene cada vez más directamente del gobierno cliente”, continúa.

El informe está totalmente enfocado en lograr influencia y financiación para conseguir “la aceptación de esta crisis actual (migratoria) como la nueva normalidad y moverse más allá de la necesidad de reaccionar“, resalta en negrita en las conclusiones del informe.

No hay una sola frase o consideración a cómo frenar la necesidad de migrar, en primer lugar, del lugar de origen. Ni en cómo proveer a las personas que se ven forzadas a dejar sus hogares por guerra, pobreza, hambre, de los recursos y medios necesarios para no tener que huir. En ninguna parte se habla de cómo usar toda esa influencia, financiación y recursos para generar riqueza en las zonas pobres o alcanzar la paz, en las zonas de conflicto.

 

Pero, ¿por qué hay tanto interés y se invierten cantidades millonarias de dinero en promover la inmigración ilegal en todo el mundo? Ese es otro tema, aquí le dejamos una pista.

Share
Categorías: Mundo

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds