Compartir

LONDRES (AP) — Gran Bretaña expulsó el miércoles a 23 diplomáticos rusos tras el ataque con un agente neurotóxico a un exespía ruso, la mayor medida de su tipo desde la Guerra Fría.

Además, solicitó una reunión urgente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para informar sobre la investigación del ataque al exespía ruso Serguei Skripal y su hija Yulia.

En un discurso ante la Cámara de los Comunes, la primera ministra Theresa May dijo que Rusia ha respondido con “desdén” al pedido británico de explicaciones sobre el hecho. Dijo que las acciones rusas “representan un empleo ilegal de la fuerza” y que el estado ruso es culpable de intento de homicidio.

May dijo que los diplomáticos tienen plazo de una semana para salir del territorio británico.

La jefa de gobierno anunció una serie de medidas económicas y diplomáticas, incluida la cancelación de todos los contactos bilaterales de alto nivel y el pedido a la familia real de que no asistan a la Copa del Mundo de fútbol en Rusia.

Desde el ataque del 4 de marzo, Skripal y su hija siguen ingresados en estado crítico en un hospital de Salisbury, en el suroeste de Inglaterra.

Moscú ha negado toda participación en el hecho.

Gran Bretaña expulsa diplomáticos rusos
Califique esta publicación

Compartir
Categorías: Mundo

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds