Compartir

China fue criticada duramente hoy por Washington por aprovecharse sistemáticamente de la economía de Estados Unidos, “con prácticas que van en contra del comercio justo y recíproco”.

Las desleales medidas que ha adoptado China, en cuanto a políticas industriales y prácticas comerciales, han impedido que muchas empresas norteamericanas compitan en igualdad de condiciones, señala el comunicado emitido por la Casa Blanca.

No obstante -señala el texto- el presidente Trump ha estado negociando desde su asunción con el gigante asiático para alcanzar un intercambio justo. Inclusive ha creado un impuesto del 25% a productos que por valor US$50.000 millones de dólares se importarán desde China, cuya lista se especificará el 15 de junio de 2018.

También aplicará restricciones específicas a las inversiones, así como mejores controles a la exportación de tecnología de importancia industrial, cuyo listado será anunciado el 30 de junio de 2018.

La industria del país asiático ha recurrido al dumping, barreras no arancelarias discriminatorias, transferencia forzada de tecnología, sobrecapacidad y subsidios industriales “que defienden las empresas chinas e imposibilitan que muchas empresas estadounidenses compitan con ellas”, detalla el comunicado.

Tan solo para considerar los aranceles, China cobra el triple a las mercancías estadounidenses que se requiere que ingresen a su país, de lo que EE. UU. le cobra a las de origen chino para ingresar tras sus fronteras.

Por citar un caso, que ha estado circulando en los medios últimamente, el arancel de Estados Unidos para el ingreso de los automotores chinos es tan solo del 2.5 %, mientras que Beijing aplica un impuesto 10 veces mayor, el 25% a los vehículos provenientes del país americano.

El desmesurado déficit comercial del país del norte con el asiático ha sido de 375.000 millones en 2017.

El presidente Trump se enfrenta a las políticas comerciales desleales de China. “A partir de ahora, esperamos que las relaciones comerciales sean justas y recíprocas”, dice la imagen publicada por la Casa Blanca en su cuenta de Twitter.

El documento contempla que el robo de propiedad intelectual de China les cuesta a los empresarios miles de millones de dólares, y el 87% de los bienes falsificados decomisados en Estados Unidos provienen de China.

Por otro lado, Washington denuncia que hasta 44 millones de empleos han estado en riesgo por las prácticas y políticas tecnológicas agresivas de la República Popular.

“China ha buscado agresivamente obtener tecnología de empresas estadounidenses y socavar la innovación y la creatividad estadounidenses”, señala el comunicado.

De esta manera, Trump suma un nuevo capítulo en pos de cerrar la brecha creada por las prácticas comerciales desleales chinas vigentes desde hace años, tratando de equilibrar la balanza de pagos entre las dos naciones. “A partir de ahora, esperamos que las relaciones comerciales sean justas y recíprocas”, afirma el texto.

Jose Ignacio Hermosa – BLes

Estados Unidos enfrenta a las políticas comerciales desleales de China
Califique esta publicación

Compartir

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds