Kenneth Ward, representante de Estados Unidos ante la Organización para la Prohibición de Armas Química (OPAC) dijo que Rusia pidió visitar el sitio del presunto ataque químico del cual se acusa a Siria. Estados Unidos ahora manifiesta su preocupación de que los representantes rusos hayan manipulado las pruebas.

“Entendemos que los rusos pudieron haber visitado el sitio de ataque. Nos preocupa que los puedan haber manipulado con la intención de frustrar los esfuerzos de la Misión de Investigación de la OPAC, para llevar a cabo una investigación efectiva”, dijo Ward a la agencia de noticias Reuters.

Estas afirmaciones se dan después que el director general de la OPAC dijo en una reunión del consejo ejecutivo de su organización que no se había permitido a los inspectores visitar el sito clave de las acusaciones de agresión con armas químicas, según información extraoficial. reportada por The Guardian.

El representante de Suecia de la OPAC aclaró que Siria y Rusia dijeron a los inspectores que no se podía garantizar su seguridad.

El viceministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Ryabkov, dijo que los inspectores no podrán acceder al sitio hasta que obtenga un permiso apropiado de las Naciones Unidas.

La OPAC comunicó el 10 de abril que había solicitado a Siria, “todos los arreglos necesarios para el despliegue”, de una investigación de un presunto ataque con armas prohibidas en abril en Douma, Gouta oriental, en las afueras de Damasco.

“Esto ha coincidido con una solicitud de la República Árabe Siria y la Federación de Rusia para investigar las denuncias de uso de armas químicas en Douma”, agregó la OPAC, mientras se preparaba para desplegarse a terreno, hecho que está ocurriendo en estos días.

El 14 de abril la organización señaló que continuaba su labor en Siria, para “establecer hechos que rodean las denuncias de uso de sustancias químicas tóxicas, según los informes, (gas)chlorine, para fines hostiles en la República Árabe Siria”.

Además dijo que está trabajando en estrecha colaboración con el Departamento de Seguridad de las Naciones Unidas, dada la situación de guerra civil, “ para evaluar la situación y garantizar la seguridad del equipo”.

En una anterior misión conjunta de la OPAC y las Naciones Unidoas, se concluyó que las tropas bajo el mando del presidente sirio Bashar al-Assad habían usado armas químicas varias veces en los últimos años, incluido un ataque sarín ocurrido hace un año en la ciudad de Khan Sheikhoun que mató a casi 100 personas, reportó Reuters.

Los inspectores de la OPAC no son los que asignarán la culpa de los nuevos ataques, agregó.

Presunto ataque químico en Siria. Foto: Al Ali /Anadolu Agency/Getty Images.

Para Estados Unidos, el Reino Unido y Francia, el régimen de Assad es el más probable responsable del ataque con gases tóxicos, pese a no tiener pruebas de laboratorio. En una acción conjunta los tres países dispararon la noche del 13 de abril más de 100 misiles contra tres supuestas instalaciones de armas químicas de Assad.

Al día siguiente Francia presentó al público los resultados de su análisis propio del ataque con armas químicas responsabilizando a Siria. “Sobre la base de esta evaluación general, debido a la información recopilada por nuestros Servicios, y en la ausencia en esta etapa de muestras químicas analizadas por sus laboratorios, Francia considera (1) que, no hay duda posible, de que se llevó a cabo un ataque químico contra civiles en Douma el 7 de abril de 2018, y (2) que no hay otro escenario plausible de esa acción que de parte de las fuerzas armadas sirias como parte de una ofensiva global en el enclave de Ghouta”.

Conflicto en Siria. Foto: OURFALIAN/AFP/Getty Images

Además añadió que “las fuerzas armadas y de seguridad sirias también son consideradas responsables de otras acciones en la región en el marco de esta misma ofensiva en 2017 y 2018”.

Sobre Rusia, el análisis de Francia advierte que “innegablemente ha traído apoyo militar activo en las operaciones para reconquistar Ghouta”.

A las acusaciones de Francia se suman las del Reino Unidos. Según Reuters, el equipo británico de la OPAC en el pasado dijo que había registrado 390 denuncias del uso de productos químicos prohibidos en Siria desde 2014, y que el hecho de que la OPAQ no esté actuando en todos los casos podría permitir “un mayor uso bárbaro de armas químicas”.

Kenneth Ward sobre estas afirmaciones dijo que: “hace tiempo que este consejo condena al gobierno sirio por su reinado de terror químico y exige responsabilidad internacional para los responsables de estos atroces actos”.

Así como Ward, otra fuente diplomática también planteó a la agencia Reuters que la evidencia del último ataque químico pudo haber sido eliminada mientras los inspectores negociaban el acceso al país.

Siria y Rusia niegan que se hayan utilizado armas químicas en la ofensiva final que capturó a Douma, un territorio que había sido controlado por los rebeldes en Ghouta oriental, cerca de Damasco.

Rusia tiene sus propias versiones de los hechos. El 13 marzo el Comandante Valery Gerasimov afirmó a los medios de prensa que los guerrilleros de Ghouta habían organizado un escenario de uso de armas químicas contra civiles. “Con este fin los guerrilleros están reuniendo mujeres, acianos y niños en Goutha para mostrarles como víctimas”, dijo el Gerasimov, según Sputnik.

El Ministerio de Defensa de Rusia dijo el 14 de abril que los ataque de Estados Unidos y sus aliados a Siria, se llevaron a cabo en momentos en que las fuerzas sirias estaban logrando éxito contra LIH, Dzhabhat al-Nusra y otros grupos terroristas (,,,) una oportunidad de tomar un respiro, para restaurar sus filas, aumentar el derramamiento de sangre en el territorio sirio, y con ello complicar la solución política”.

En Washington en tanto el Gobierno de Donal Trump se está preparando para aumentar la presión sobre Rusia con nuevas sanciones económicas.

A través de La Gran Época.

Share
Categorías: Mundo

Video Destacados

Ads will display in 00:10 seconds