Redacción BLes – Un equipo de investigadores, liderado por la Universidad de Northumbria, ha descubierto tres colosales y profundos valles subglaciares junto a algunas cordilleras montañosas, al analizar los datos recolectados durante el primer estudio “aero-geofísico” de la región “Polo Sur”, anunció oficialmente dicha institución, el 24 de mayo de 2018.

Estos, representan solo los primeros hallazgos surgidos de una extensa cantidad de información recopilada a través del uso de “tecnología de radar de penetración en hielo desde el aire”, llevada a cabo como parte del proyecto PolarGAP de la Agencia Espacial Europea, declaró.

El programa PolarGAP -continúa el documento- se diseñó pensando en explorar la franja alrededor del Polo Sur que los satélites son incapaces de visualizar, debido a la inclinación de sus órbitas.

La autora principal, la Dra. Kate Winter, becaria de investigación del Vicerrector del Departamento de Geografía y Ciencias Ambientales de la Universidad de Northumbria, explicó: “como había lagunas en los datos satelitales en el Polo Sur, nadie sabía exactamente qué había allí, por lo que estamos encantados de poder publicar los primeros resultados”.

También se tomaron datos, desde el radar aerotransportado, que permitirán revelar la topografía del lecho rocoso oculto bajo la capa de hielo.

Estos tres gigantescos valles cartografiados por primera vez en la Antártida Occidental, podrían ser un importante objeto de estudio en el futuro, asegura en su informe, “ya que ayudan a canalizar el flujo de hielo desde el centro del continente hacia la costa”.

Especificando que: “el valle más grande, conocido como el Canal de la Fundación, tiene más de 350 km de largo y 35 km de ancho. Su longitud es equivalente a la distancia de Londres a Manchester, mientras que su anchura equivale a más de una vez y media la longitud de la isla de Manhattan de Nueva York”.

“Los otros dos son igualmente vastos. La depresión de “Patuxent” tiene más de 300 km de largo y más de 15 km de ancho, mientras que la cuenca de “Offset Rift” tiene 150 km de largo y 30 km de ancho”, indicó.

El estudio asevera que el equipo formado por “la Dra. Winter, los investigadores de la Universidad de Newcastle, British Antarctic Survey, la Universidad Técnica de Dinamarca, el Instituto Polar Noruego y la Agencia Espacial Europea” llevaron a cabo esta misión conjunta con el propósito de saber como mejorar el flujo de hielo entre la Antártida Oriental y Occidental, en el supuesto caso de que fuera necesario.

El mes pasado, concluye diciendo el documento, el Consejo de Investigación del Medio Natural y la Fundación Nacional de la Ciencia también otorgaron a la Universidad de Northumbria 754.000 libras esterlinas para realizar predicciones sobre el colapso figurado de un glaciar en la Antártida.

Descubren un gran sistema de cañones oculto bajo el hielo de la Antártida
Califique esta publicación
Categorías: Ciencia Mundo

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds