SEÚL, Corea del Sur (AP) — Una corte surcoreana sentenció el martes a 20 años de prisión a la confidente de la expresidenta surcoreana Park Geun-hye, que está en el centro de un escándalo de tráfico de influencias.

Choi Soon-sil fue condenada por abuso de poder, soborno y otros cargos, según indicó La Corte del Distrito Central de Seúl. También le impuso una multa de 18.000 millones de wons (17 millones de dólares).

El tribunal determinó que Choi se aprovechó de su cercanía a la expresidenta para obtener beneficios personales. Entre otras cosas, coaccionó a empresas para que donaran enormes cantidades de dinero a fundaciones bajo su control y recibió sobornos de Samsung y Lotte.

La corte concluyó que sus delitos eran graves, ya que habían llevado a una impugnación sin precedentes de la presidenta y decepcionado al público.

También el presidente del Lotte Group, el quinto conglomerado empresarial más grande del país, fue condenado a dos años y medio por sobornos en el mismo caso.

El empresario, Shin Dong-bin, ofreció 7.000 millones de wons (6,5 millones de dólares) en sobornos a la expresidenta para obtener favores como una licencia para abrir una tienda libre de impuestos y reforzar su control sobre la corporación, según la corte. Lotte tiene intereses en tiendas minoristas y muchos otros sectores.

La condena causa conmoción una vez más en la comunidad empresarial surcoreana, que la semana pasada recibió con alivio la salida de prisión del heredero de Samsung, Lee Jae-yonh, con una sentencia en suspenso tras la revocación de algunas de sus condenas.

En un tercer caso, el tribunal condenó a uno de los antiguos asesores de Park, Ahn John-beom, a seis años de prisión por abuso de poder.

Share
Categorías:Mundo

Video Destacados