[Redacción BLes] En las últimas semanas, YouTube, dueño del monopolio de los videos, parte del monopolio de búsquedas de Google, ha sido acusado en las redes sociales de intensificar los controles a las publicaciones, opiniones y los puntos de vista de sus usuarios.

Especialmente en Twitter, con los hashtag #censored, #shadowbanned o #YouTubePurge los usuarios se hicieron escuchar con mensajes que denunciaban las restricciones. Aparentemente, muchos de los que fueron silenciados son quienes difunden videos con noticias alternativas e independientes, conservadores y liberales, informes de geopolítica, denuncias sobre noticias falsas o eventos montados (false flag), opiniones provida y teorías conspirativas.

Muchos usuarios, aunque tuvieran cientos de miles de suscriptores y miles de videos, se levantaron un día y encontraron que sus cuentas habían sido canceladas por completo, sin previo aviso, no tenían acceso a su contenido tampoco. Incluso algunos vieron canceladas sus cuentas de gmail asociadas. Como consecuencia de esta purga, algunos también perdieron hasta el 60% de sus seguidores o suscriptores.

Otra forma de censura de YouTube incluye la desmonetización (quita de publicidades) o prohibición de transmitir en vivo, según reportaron algunos usuarios que debieron crear cuentas alternativas para tal efecto.

Así se ven los canales o videos eliminados. Captura de pantalla de YouTube.

Además Facebook, Twitter y Google están implementando el shadowbanning o prohibición encubierta, incluso Instagram. Cuando un usuario es shadowbanned (unión de las palabras “sombra” y “prohibido” en inglés), estas redes sociales realizan una censura oculta. Puedes ver tu publicación normalmente, pero han sido censuradas para el resto de los usuarios, o restringidas por el algoritmo.

En una opción intermedia, permiten que quien publica y sus seguidores vean la publicación, pero permanecerá invisible para usuarios externos o no aparecerá en ninguna búsqueda. Quien realiza esa publicación desconoce que es víctima de este tipo de censura, ya que puede ver su propia publicación, solo que no tiene ningún alcance, por lo que cree que nadie está interesado en ese contenido.

Todo esto se profundizó en diciembre del año pasado, cuando Google contrató a diez mil personas para “limpiar” su filial YouTube de contenido no amigable, que incluye temas relacionados con guerra o política entre sus directrices, y admitió que habían prohibido por error videos de la derecha alternativa o de liberales. La empresa niega haberlo hecho a propósito y tener una agenda política, pero la purga coincide con varias publicaciones en Internet que hablaban sobre el creciente problema de la “conspiración en YouTube”, en referencia a la tendencia en alza del flujo de información independiente en las redes sociales que cuestiona al establishment mundial.

Contenido “incómodo” vs. “amigable”

YouTube, Google, Twitter y Facebook están jugando a ser los jueces de la verdad. ¿Pero quién les dicta a ellos qué contenido censurar?

Los canales vienen denunciando estos hechos desde mucho antes. China Uncensored, un canal de YouTube de noticias de China sin censura, también se vio afectado a fines de 2016, a raíz de los nuevos, vagos y difusos lineamientos que provocaron la suspensión de sus publicidades por no generar contenido “amigable”. Este canal ya estaba en la plataforma de videos por cuatro años, y solo a raíz de dichas normativas había sufrido restricciones. Esto genera dificultades para los medios o usuarios independientes ya que no podrían existir sin dichos ingresos.

También ya en ese entonces, el popular youtuber Philip DeFranco afirmó que la restricción de la posibilidad de monetización es una forma de censura, ya que haría que se evite hablar de los temas que YouTube considera controversiales y sensibles, y destacó la necesidad de crear espacios confiables de diálogo y libre expresión de opiniones.

Tucker Carlson, de Fox News, informó recientemente que un exclusivo memorándum interno de YouTube muestra que las pautas de censura son “totalmente subjetivas” y están diseñadas con “la máxima intención política”.

Según los términos y condiciones, no es contenido amigable para publicitar si incluye: “Temas y eventos sensibles o controversiales, incluyendo hechos relacionados con guerras, conflictos políticos, desastres y tragedias naturales, incluso si se muestran imágenes gráficas”. (Captura de pantalla de YouTube)

SGT Report, un blog que denuncia activamente graves delitos de grandes grupos de poder, habló sobre la censura de YouTube en una publicación la semana pasada, y expresó: “No se puede permitir que este flagrante fascismo corporativo y la censura aguanten más que las continuas abominaciones practicadas por la élite a nivel mundial. Lo irónico es esto: Ahora tienen que censurarnos porque estamos ganando la guerra. Estamos despertando a la gente a sus crímenes, en masa”.

A comienzos del 2018, el senador estadounidense Ted Cruz increpó a representantes de las redes sociales más importantes (Facebook, Youtube, Twitter) en una audiencia sobre el creciente patrón de censura, y su pregunta inicial fue si consideraban que sus compañías eran un foro público neutral, ya que eso no permite la editorialización política y la censura, pero las respuestas fueron poco claras, a pesar de las evidencias.

Un caso particular que Ted Cruz destacó fue el caso de censura que sufrió la representante Marsha Blackburn a fines de 2017 cuando Twitter restringió y censuró su video anunciando su candidatura al Senado. Lo curioso del caso fue que el contenido de su anuncio era provida. En Tennesse, Marsha luchó contra Planned Parenthood y logró evitar la venta de partes de bebés. El representante de Twitter explicó que su caso había sido un error y que a veces toman la decisión equivocada.

Recientemente el senador Ted Cruz también dejó en evidencia a Mark Zuckerberg (ver video debajo) en su comparecencia ante el Parlamento de los Estados unidos en el pasado mes de abril por su censura a los conservadores.

Natural News es una organización de defensa de la salud natural con base científica dirigida por el activista y científico Mike Adams, conocido como “Health Ranger” (el guardián de la salud). La misión clave de esta organización es dar a los consumidores información objetiva sobre los productos químicos sintéticos, metales pesados, disruptores hormonales y otros productos químicos que se encuentran en los alimentos, medicinas, productos de cuidado personal, juguetes para niños y otros artículos. A comienzos de marzo de este año, YouTube había eliminado su canal completo, un total de 1700 videos, y Google lo eliminó de las búsquedas, pero Adams logró que fuera restablecido a través de medios legales. Esto evidencia que los engranajes se están moviendo hacia una censura masiva.

Violando las libertades de los países

A primera vista, puede parecer justo que gigantes de los medios sociales como YouTube lleguen a censurar a la gente, porque son empresas privadas y no públicas/gubernamentales. Pero no es exactamente así. Estas compañías de redes sociales son más como asociaciones público-privadas. Los usuarios que iniciaron acciones legales alertaron que no pueden desconocer las leyes de los países, no pueden hacer caso omiso del derecho a la libertad de expresión consagrado en la Primera Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos y en las constituciones de otras naciones libres.

La cibercensura es la quema de libros de la actualidad.

Así que, con todo este trasfondo, el problema parece ahora bien definido: hay una creciente censura de ciertas ideas y pensamientos, así como personas que están siendo reprimidas e incluso peligrosamente etiquetadas como “teóricos conspirativos”. Más allá de que uno esté de acuerdo con la opinión de ciertos usuarios o no, la pluralidad de voces es necesaria y es un derecho protegido por la ley.

Cuestionar es saludable; y como expuso la escritora Naomi Wolf, “debes pensar antes de que sea ilegal hacerlo. Ya no es una locura evaluar los eventos que reportan las noticias para ver si son reales o no”. La gente comenzó a cuestionarse la veracidad de las noticias a raíz de documentos desclasificados, cables diplomáticos filtrados por WikiLeaks, y reportajes del periodista asesinado Michael Hastings.

Para BitChute, una plataforma alternativa de videos, “la libertad de expresión es la forma en que resolvemos nuestros problemas sociales y mantenemos a raya a quienes nos gobiernan… Además de eso, las compañías de redes sociales existentes tienen demasiado poder y realmente necesitan un poco de competencia y voces independientes que hablen en contra de sus muchas malas prácticas”.

La solución ahora parece pasar por usar alternativas para YouTube como DTube, Youmaker y BitChute; y para redes sociales usar Steemit, Gab y onG. Social.

Llamado a la acción

Muchos usuarios creen que no tienen poder, y eligen no tomar acción, pero no es así. Cuando las personas se unen en una causa justa, y pueden expresar sus voces siempre hay un resultado, quizás no se vea, pero el mensaje llega y definitivamente, tanto las empresas como los gobiernos tendrán que responder.

Muy pocas páginas en español han hecho eco de estos sucesos, pero el riesgo es grande: controlar los contenidos implica que hay quienes buscan que solo se escuchen ciertas voces, opiniones controladas y verdades parciales y subjetivas.

Muchos usuarios alentaron a otros a escribirle a @teamyoutube en Twitter y enviar un amable pero firme mensaje de apoyo a estos usuarios silenciados, para que sepan que nuestras libertades nos importan. De esta forma, varios usuarios han recuperado sus contenidos, y otros han recurrido a demandas legales para lograrlo.

Prohíbo decir.

Muchos sugieren que la comparecencia de los representantes de las redes sociales y de Mark Zuckerberg ante el Senado estadounidense es una fuerte advertencia. Si no cumplen con las leyes, habrá consecuencias. Al menos, así lo esperan los usuarios.

¿Será que estas corporaciones se creen impunes? Las redes sociales no tiene derecho a censurar al público y menos a negarle el derecho a la libertad de expresión y pensamiento, necesitamos hacérselo saber.

videoPlayerId=ffd746e4b

Ad will display in 10 seconds
Share
Categorías: Mundo Tecnología

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds