No hay lugar como el hogar, ¿verdad? Para aquellos desplegados como los militares, esto es especialmente cierto. 

Es difícil para ellos estar lejos de sus familias. Maridos, esposas, mamás, papás, hermanos hijos … la lista es interminable.

Muchos padres militares pierden importantes eventos mientras están fuera en servicio activo. Se pierden los primeros pasos de su hijo e incluso, a veces, el día en que nacen.

Skyler Cooper, un miembro de la Guardia Nacional del Ejército de Kansas, había estado sirviendo en Kuwait durante siete meses, lejos de su esposa Cydney y sus dos hijos pequeños, Leighton y Corbett.

Cydney Cooper, estaba embarazada de mellizas, había esperado que su esposo volviera a casa a fines de la primavera, según un post en la página de Facebook Her View From Home.

Cuando la madre contrajo la gripe a las 33 semanas, terminó dando a luz prematuramente. Ambos bebés, Emma y Kyla, tuvieron que permanecer en la UCIN.

Debido a que tenía dos hijos en casa, una vez que Cooper fue dada de alta del hospital, tuvo que ir y venir y hacer muchas cosas.

Fue especialmente difícil con su marido lejos.

Pero luego vino la mejor sorpresa de todas. Mientras estaba sentada en el hospital con una bebé de 2 semanas de edad en sus brazos, la esposa y madre agotada recibió un mensaje de texto de su esposo, preguntándole cómo se encontraban los recién nacidos.

Momentos después, ¡quién entró en la habitación, era su mismo esposo, con un globo de bandera estadounidense y flores en la mano, sorprendió a su esposa, algo que él había estado planeando durante un par de semanas.

Su reacción lo es todo. Mira como ella rompe a llorar; Este es el regalo más grande que jamás se le pudo haber dado. 

videoPlayerId=2a0025104

“Estaba en shock”, dijo Cydney Cooper a Good Morning America. 

Las lágrimas de alegría y alivio tampoco se detuvieron allí. Juntos, los Coopers pudieron sorprender a sus dos hijos mayores.

La esposa del militar compartió sus sentimientos acerca del regreso sorpresa de su esposo en Facebook. “1 año de locura”.

“Miles de kilómetros, sola en el embarazo y el parto, 48392 llamadas por Skype, algunos viajes en avión, 12 días en la UCIN, toneladas de ayuda de familiares y amigos y muchas lágrimas más tarde”, escribió, “Un soldado llegó a casa”.

Los recuerdos no tienen precio, seguramente esta familia los atesorará por siempre.

También te puede interesar:

videoPlayerId=87c5b681f

 

Categorías: Animales


Video Destacados

Pequenos “gatinhos do deserto” são filmados. Eles são tão lindos!