Hoy te presentamos un vídeo realmente intrigante donde podrás observar una aparente lluvia de peces en un lugar urbanizado de Tailandia.

En las imágenes puede verse a los peces caer del cielo y a la gente asombrada recogiéndolos del suelo.

Estamos hablando de una enorme cantidad de peces desparramados aún con vida por la acera.

Sin embargo, cuando todos suponían que el causante de este curioso suceso ocurrido en las costas tailandesas era un fenómeno natural llamado ‘tromba marina’, se descubrió que el fenómeno ocurrido no habría sido tan natural.

Las trombas marinas son fenómenos bastante excepcionales, que suelen ocurrir en lugares cercanos a las costas. La tromba es una especie de remolino fuerte o tornado que nace en el agua y que aspira lo que halle en la superficie para luego soltarlo en tierra firme. Algunos peces no sobreviven al impacto, pero la mayoría sí. 

También es posible que los peces caigan congelados si han atravesado alguna fase con temperaturas a grados bajo cero.

Aunque la lluvia de peces es la más conocida, se han dado casos de ‘lluvias de ranas” o incluso ‘lluvias de gambas’, para sorpresa de los viandantes. Por ejemplo, en la ciudad de Alicante (España) en 2007, tuvo lugar una lluvia de ranas.

Por su parte,  Scientific American publicó un informe de una lluvia de serpientes en Memphis en 1877.

En Honduras, la localidad de Yoro lleva más de un siglo ‘sufriendo’ una lluvia de peces al año, normalmente entre los meses de mayo y julio.

En Sri Lanka también ocurre un fenómeno similar en el que los ciudadanos han sido ‘bombardeados’ con más de 50 kilos de peces.

Así que, como ves, aunque insólita, la lluvia de peces no es tan excepcional.

Pero parece que en Honduras no hubo ninguna tromba marina sino un camionero descuidado.

Según cuenta un periódico local,  el ‘hombre del volante’, conducía un gran camión que transportaba 6000 kilos de bagre a través de la Zona de Desarrollo de la Ciudad Sudeste de Guizhou Kaili cuando la puerta de carga se abrió accidentalmente, causando que el bagre se esparciera a lo largo de la carretera.

Con lo difícil que está la situación económica en muchos lugares del mundo, la gente aprovechó este providencial regalo del cielo, aunque no haya venido directamente del mar.

videoPlayerId=df1f23622

Ad will display in 09 seconds

 

Share
Categorías: Asombroso


Video Destacados

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

Esta linda noiva libanesa reflete sua felicidade máxima com uma dança muito graciosa

DESTACADAS Ver más