Wesley Snipes fue un famoso actor de algunas de las películas más taquilleras del cine de los ’90, siendo “Blade”una de sus sagas más famosas.

Uno podría pensar que debido a toda la repercusión de su fama, él tendría todo el dinero que alguien podría desear, incluso para pagar sus impuestos, pero no fue así.

Dos años después del taquillazo de la última entrega de Blade, Wesley Snipes se sentó en el banquillo, acusado de ocho cargos por fraude fiscal.

Finalmente se determinó que no había pagado impuestos de 1999 a 2007, y debía al fisco unos 20 millones de dólares.

Fue declarado culpable y condenado a la máxima pena: tres años de prisión. Esa fue una fecha que el actor no olvidará: el 25 de abril de 2008. Ese mismo día devolvió 5 millones de dólares de los que debía.

El 9 de diciembre de 2010 el actor se presentó ante el juez para su ingreso en prisión.

Cumplió su condena en un centro de Pennsylvania y fue liberado en abril de 2013. Aún le quedaban algunos meses de pena, que terminó de cumplir en su propia casa, bajo arresto domiciliario.

Todos estos años le sirvieron para reflexionar y tomar más seriamente sus responsabilidades financieras; no obstante, también pudo comprobar el valor que tienen las personas que nunca dejaron de estar a su lado como su esposa.

Nakyung Park, su esposa, es una reconocida pintora coreana con la que tuvo cuatro hijos antes de su encarcelamiento y con quien lleva casado desde 2003. Su apoyo le sirvió para retomar la vida por fuera de las rejas con mayor entereza.

Otra de las personas que siempre quiso verlo en libertad fue Sylvester Stallone quien, desde el inicio de Los Mercenarios, siempre le reservó un lugar actoral así no estuviera presente, al final pudo participar en los Los Mercenarios 3.

Aquel lapsus tuvo consecuencias para su carrera, como es lógico. ¿Tú qué opinas al respecto?

videoPlayerId=e392c40d3

Ad will display in 09 seconds

Share
Categorías: Estrellas


Video Destacados

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

Mira compilación de estos perritos haciendo reír a sus dueños a carcajadas

DESTACADAS Ver más