¿Alguna vez te has despertado en mitad de la noche y no puedes moverte ni gritar para pedir ayuda?

¿Has sentido que apenas eres capaz de respirar e incluso sientes un gran peso en el pecho?

¿Has percibido una presencia junto la cama, muy negativa, y te has sentido asustado e impotente al no poder reaccionar?

¿Te ha ocurrido algo así?

Entonces, has sufrido un episodio de lo que se conoce como la “parálisis del sueño”.

Aunque es una experiencia aterradora, este fenómeno es curiosamente común, y afecta a miles de personas de todas las razas y credos.

En muchas sociedades anglosajonas la parálisis del sueño se conoce como el síndrome de “La vieja bruja (Old Hag)”.

En Fiyi se interpreta como un ser poseído por un demonio.

En muchos casos el “demonio” puede ser el espíritu de un difunto pariente que ha vuelto para terminar algo pendiente, o simplemente necesita comunicar una noticia importante para los familiares.

En las comunidades africanas de Nigeria, se hace referencia a este fenómeno como el “diablo en la espalda”.

En la cultura china se conoce como “fantasma sobre el cuerpo” o “fantasma en la cama”.

Es importante apuntar que, si una persona tiene la experiencia de la parálisis del sueño, lo recomendable es ir al médico, ya que puede tratarse de un trastorno del sueño, estrés, etc.

Una de las preguntas que hay que hacernos es si la parálisis del sueño se ha iniciado antes o después de determinadas experiencias.

También hay que saber cuántos episodios de la parálisis del sueño se han experimentado, cuándo empezaron y si alguien de la familia o amigos ha sufrido el mismo fenómeno.

En muchas ocasiones la parálisis del sueño puede tener una explicación médica, o puede ser producto del subconsciente, pero en otros muchos casos no tiene explicación científica.

Algunas de las víctimas de esta horrible condición aseguran que durante el sueño han sido atacadas por una entidad sobrenatural.

Lógicamente, los psicólogos, psiquiatras y expertos en el sueño descartan que esto sea un fenómeno paranormal, explicando que los pensamientos, imágenes y sensaciones liberados del subconsciente de una persona son, en última instancia, ajenos al individuo.

La parálisis del sueño está estrechamente relacionada con la parálisis natural que ocurre en el sueño REM (en inglés “Rapid Eye Movement” o “Movimiento Rápido de los Ojos”) del estado de sueño.

La víctima está totalmente consciente y alerta, sin embargo, el cuerpo permanece paralizado.

Durante el sueño REM, el metabolismo es más lento, el ritmo cardíaco se reduce, como también la presión arterial y la frecuencia respiratoria.

Junto con todo esto viene la parálisis muscular, siendo todas estas un mecanismo de seguridad para evitar lesiones durante el estado de sueño.

Con el latido del corazón y la frecuencia respiratoria reducida la víctima experimentará la sensación de presión en la pared torácica y dificultad para respirar.

En este estado natural de miedo y de pánico, la víctima puede sentir una sensación de peso en su pecho.

Sin embargo, aún hay mucho que la ciencia no conoce ni puede explicar acerca del estado onírico.

Entonces, ¿se trata de un fenómeno psicológico o paranormal?

Muchos expertos en lo paranormal afirman que algunas personas que experimentan la parálisis del sueño están siendo sometidas por entidades negativas.

Ha habido muchos informes sobre extrañas experiencias durante la fase de transición entre el sueño y la vigilia (llamado el estado hipnagógico).

Es bien sabido que las visitas se producen durante el sueño, ya que es el momento más desprotegido para nuestro ser y relativamente fácil para un espíritu o entidad comunicarse con nosotros.

También la abducción extraterrestre es otra de las posibles teorías que se esgrimen.

Al margen de cualquier explicación científica o sobrenatural, la parálisis del sueño es uno de los fenómenos más temidos en todo el mundo.

 

videoPlayerId=ad67523d8

Ad will display in 09 seconds

Share
Categorías: Asombroso


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

Mira compilación de estos perritos haciendo reír a sus dueños a carcajadas

DESTACADAS Ver más