Hoy te presentamos una historia increíblemente conmovedora y edificante.

¿Recuerdas a la actriz de la película más exitosa de todos los tiempos, Titanic?

Kate Winslet, exactamente.

Pues según las revelaciones íntimas y valientes de la galardonada actriz británica, no era popular de niña.

Por el contrario, sufrió de bullying por su aspecto, específicamente por su peso.

“Me llamaban Blubber.

Se reían de mí porque quería ser actriz. Me encerraron en un armario”, ha contado Winslet.

Al crecer y luchar en pos de su sueño de ser actriz,  pronto se dio cuenta de que su físico no encajaba con los cánones de la industria, provocando que tuviera que enfrentarse a muchos rechazos.

“No era la más guapa y me dijeron que sería afortunada si conseguía papeles de gordas. Me decían que no era lo que estaban buscado. Esta falta de amabilidad me hizo sentir horrenda”, confesó.

Estas innecesarias críticas probablemente fueron aún más duras teniendo en cuenta el bullying que había sufrido de niña.

Claro que cuando Kate era niña, aún no existía el término bullying , pero sí el acto que esta palabra designa.

Bullying se traduce en español como “acoso escolar” o “intimidación”.

Como tal, consiste en la práctica de actos violentos o intimidatorios constantes sobre una persona.

Puede ser realizado por una o varias personas, con el propósito de agredir, de hacer sentir insegura a la víctima, o para entorpecer su desenvolvimiento en la clase.

Generalmente, el bullying comienza con burlas que se van intensificando, volviéndose más pesadas, hasta que, tarde o temprano, derivan en agresiones, sean físicas o verbales.

Suele ser practicado contra niños o jóvenes que se diferencian de sus compañeros por diversos motivos, y que tienen dificultades para defenderse o se muestran sumisos debido a baja autoestima o inseguridad.

En opinión del Dr. y catedrático español José Luis Carrasco, “El acoso escolar mina la salud emocional hasta el punto de causar trastornos de salud mental y puede marcar para toda la vida”.

De acuerdo con el especialista, hoy en día llegan a su consultorio muchas personas con consultas sobre trastornos depresivos, trastornos bipolares, trastornos de personalidad y alimentarios, casos de abuso de sustancias y de trastornos fóbicos.

Lo que tienen en común todos estos casos es que quienes consultan, tanto adultos como adolescentes, fueron o son  víctimas de bullying.

En este contexto, varios estudios científicos  han demostrado que el acoso escolar, a  corto plazo,  puede causar:

-Depresión, ansiedad, mayor incidencia de enfermedades, pensamientos suicidas, insomnio, dolores de cabeza y estómago o malas notas.

A largo plazo, además de las enfermedades enumeradas anteriormente, tenemos que sumar:

Dficultades para confiar en otra gente, menos oportunidades de seguir con la trayectoria académica, aislamiento social y posibilidades de llegar a tener conductas violentas.

Todo sin olvidar que el acoso produce un daño a veces irreparable a la autoimagen personal y al posterior desarrollo de la autoestima, por lo que en años posteriores a la adolescencia se verá traducido en forma de inseguridad personal, ansiedad y temor al fracaso social.

Ahora bien, a pesar de haber comenzado  a transitar su vida por este camino hostil, la historia de Kate Winslet  está marcada por  la superación personal, la pasión y la esperanza.

“Tuve que ignorar los comentarios negativos.

Tuve que creer en mí misma.

Tuve que elegir ponerme de pie y trabajar duro.

Vosotros debéis ser indestructibles con aquello que amáis y creer que os lo merecéis”.

videoPlayerId=8067f29ff

Ad will display in 09 seconds

 

 

 

 

Share
Categorías: Historias


Video Destacados

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

Esta mulher cuida de alguns animais muito especiais em forma e tamanho. Que curioso!

DESTACADAS Ver más