Ganar un título universitario es un logro enorme para cualquiera, pero fue una hazaña especialmente grande para Grand Stoner, un joven que recientemente se graduó de la Universidad Duquesne con un título en periodismo.

Antes de que Grant cumpliera un año, sus padres supieron que algo andaba mal. Su pequeño niño no podía sentarse por su cuenta, rodar o gatear. El doctor confirmó sus miedos cuando le diagnosticaron al niño distrofia muscular medular tipo 2 a los 13 meses de edad. Esto significaba que Grant nunca podría caminar ni usar sus manos.

La enfermedad empeoró a medida que Grant crecía. En la adolescencia había perdido la mayor parte de sus habilidades motoras. 

A pesar de sus limitaciones físicas, Grant estaba decidido a ir a la universidad. No quería que su discapacidad lo definiera o le dictara su futuro. Aunque su cuerpo funcionaba de manera limitada, su mente funcionaba perfectamente. Durante la universidad, Grant fue sobresaliente.

Cuando llegó el momento de graduarse, Grant se enteró de que había ganado el premio de Excelencia General de Artes Liberales de la Universidad Duquesne y que le hablaría a sus compañeros en la ceremonia de apertura.

Facebook: Universidad Duquesne.

“Estaba sorprendido cuando me lo dijeron” dijo. “Pense que se lo habrían dado a otro que habría hecho mas méritos que yo”.

Mike Dillon, profesor de periodismo y de artes multimedia, dijo que había sido la humildad de Grant lo que lo había hecho destacar.

“Su optimismo y perseverancia frente a los profundos desafíos causaron una tremenda impresión en sus compañeros,” dijo Dillon.

Facebook: Grant Stoner.

Grant decidió que quería hablar de fortaleza

“Pero no de fortaleza física”, dijo. “Porque no tengo ninguna”.

Antes de que empezara a hablar, Grant estaba teniendo problemas para respirar, pero aun así quería pronunciar su discurso. Debido a que no tenía la fuerza física para hacerlo, la Dra. Sarah Miller, presidenta del departamento de obras clásicas, habló por el.

La Dra. Miller, con Grant a su lado, leyó una lista de personas a las que Grant quería agradecerles por el premio: al departamento de periodismo, por ofrecer refugio a un “estudiante discapacitado que lo único que quería era escribir sobre vídeo juegos, y de hacer bromas sobre convertirse en un atleta olímpico, “al Departamento de Obras Clásicas, que le enseñó sobre las sociedades antiguas” y “cómo maltrataban a las personas con discapacidades”, a su tutor académico, Bill Klewien,” por soportar mi cantidad  implacable de chistes sobre sillas de ruedas”, a sus amigos, sin quienes “yo no habría podido sobrevivir” y a su familia por “su amor y apoyo continuo”.

Pero sobre todo, Grant quería agradecer a su mamá

Durante cinco años, Claudia Stoner llevó a su hijo a la escuela, fue a clase con él y tomó notas.

“Has sacrificado todo para asegurarte de que yo pudiera tener éxito”, dijo Grant. “Las innumerables horas de noches sin dormir, la gran cantidad de tiempo atascada en el tráfico y nuestros argumentos ocasionales nunca te disuadieron. Gracias por ser mi enfermera, mi mano escritora y mi madre. También, gracias por comprar la radio satelital. Te amo pero a veces sólo tengo que ahogarte con algo de música “.

Cerca del final de la ceremonia de graduación, James Swindal, profesor y decano de la facultad de artes liberales de McAnulty, le pidió a Claudia, que estaba sentada entre el público, que se pusiera de pie.

“De todas las personas entre el público que no recibieron un diploma esta noche”, dijo Swindal, “nadie merece uno más que Claudia Stoner”.

Durante tres minutos ininterrumpidos, la multitud se puso de pie y aplaudió a Claudia.

Grant planea continuar su educación en la Universidad  Doquesne para obtener una maestría en historia pública.

“Mientras tengas la fortaleza para hacerlo, puedes hacer cualquier cosa”, dijo Grant. No importan tus limitaciones.

Share
Categorías: Vida


Video Destacados

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

Esta linda noiva libanesa reflete sua felicidade máxima com uma dança muito graciosa

DESTACADAS Ver más