Recientemente, los restos del U-966, el submarino nazi hundido en la Segunda Guerra Mundial fueron encontrados al noroeste de España.

El submarino U-966 Gut Holz, que significa literalmente buena madera, se hundió en noviembre de 1943 tras un ataque aéreo de las fuerzas aliadas.

Ahora, de acuerdo con la BBC Mundo, después de varios años de búsqueda, un grupo de submarinistas encontró lo que queda del U-966 frente las costas de Galicia.

El U-966 volvía de una operación frente a la costa de Estados Unidos cuando fue detectado por las fuerzas aliadas.

Este tipo de submarinos infligieron daños enormes en los barcos de los aliados durante la guerra, atacando convoys de suministros y naves de la Marina.

El buque de guerra nazi de casi 75 metros de eslora  había sido atacado el 10 de noviembre de 1943 por la Marina estadounidense y los bombarderos de la fuerza aérea británica, la Royal Air Force (RAF).

A su vez, los alemanes derribaron un avión de los aliados.

Pero después de zigzaguear, otro bombardero británico, un Wellington, le causó daños graves.

De hecho, la misma tripulación decidió hacerlo explotar con bombas de relojería antes de abandonar el barco, después de percatarse de que la nave había sufrido daños irreparables por el bombardeo enemigo.

Al realizar esta acción, ocho tripulantes alemanes murieron pero el resto de la tripulación de 52 personas consiguió llegar a tierra firme.

España, entonces bajo la dictadura del General Francisco Franco, oficialmente se mantuvo neutral durante la Segunda Guerra Mundial, pero ofreció ayuda a la Alemania nazi de distintas maneras.

Esa relación de amistad permitió que la tripulación alemana que sobrevivió al hundimiento del submarino U-966 pudiera regresar con vida a su país.

De acuerdo a una página web alemana sobre historia naval, ubootarchiv.de, tres barcos pesqueros locales rescataron a los 44 alemanes que trataron de mantenerse a salvo en la rocosa costa gallega.

Incluso parece que el comandante del submarino, Eckehard Wolf, voló de regreso a Alemania en noviembre de 1944 bajo un nombre falso.

75 años después, los submarinistas encontraron y fotografiaron los restos del submarino alemán a unos 25 metros de profundidad, dispersos en una amplia zona frente a la localidad gallega de Estaca de Bares.

En realidad, se trata de piezas sueltas y lo que se perfila como un trozo del casco.

Los alemanes “hundieron el submarino porque estaban desesperados. La aviación aliada los estaba acosando por todas partes y sabían que tenían las horas contadas. Fue una solución de pura urgencia”, le dijo al diario La Voz de Galicia Yago Abilleira, submarinista e investigador en historia naval. 

Además, Abilleira explicó que los restos están tremendamente dispersos debido a las explosiones y a la acción del mar.

Al parecer, el tiempo transcurrido y la acción del mar le dieron el trato que merecía el Gut Holz, uno de los buques más potentes y destructivos de la Alemania nazi.

videoPlayerId=9709d258a

Ad will display in 09 seconds

Share
Categorías: Mundo Noticias


Video Destacados

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

Este jovem canta uma música famosa com sua voz extraordinária. Você tem que ouvi-lo!

DESTACADAS Ver más