Las experiencias cercanas a la muerte no son poco comunes. Aunque estos relatos sobrenaturales son innumerables, la ciencia aún no puede explicar este fenómeno, según el neurocirujano Dr. Eben Alexander, quien tuvo su propia experiencia cercana a la muerte.

Desde que regresó, él también se siente diferente.

“Es como si hubiera una luz brillando dentro de ti”.

Aclaremos primero las credenciales de este respetado hombre antes de compartir su relato. El Dr. Alexander ha sido un académico de la Escuela de Medicina de Harvard que enseñó neurociencias; también es un científico y neurocirujano reconocido.

Así que no todos los días escuchas a alguien de tan estimada formación médica hablando de sus propias experiencias paranormales, pero el Dr. Alexander tiene una historia que no quieres perderte.

Todo comenzó el 10 de noviembre de 2008, cuando se despertó a las 4:30 a.m. con un dolor de cabeza terrible. Muy pronto, el dolor se hizo insoportable. Lo llevaron de inmediato al hospital donde trabaja, donde los médicos determinaron que tenía meningoencefalitis, una infección cerebral, y se le dio un 2 por ciento de probabilidades de supervivencia.

“Después de ser colocado en un ventilador, una luz bajó lentamente desde arriba, arrojando maravillosos filamentos de plata y destellos dorados”, escribe el Dr. Alexander, quien recuerda el momento en que cayó en un coma de tres días.

“Era una entidad circular, que emitía música celestial que yo llamaba la Melodía Giratoria. La luz se abrió como una ráfaga, y me sentí yendo a través de la ráfaga, hacia un valle lleno de exuberante y fértil vegetación, donde las cascadas fluían en piscinas de cristal”.

“Había nubes, como nubes de malvavisco rosa y blanco. Detrás de ellas, el cielo era de un azul-negro, con árboles, campos, animales y gente. También había agua, fluyendo en los ríos o descendiendo como lluvia”.

De hecho, experimentó mucho más, lo cual documentó en varios libros que publicó después.

Antes de que el Dr. Alexander regresara, los médicos le habían dicho a su familia que era hora de dejarlo partir.

Te puede interesar:

videoPlayerId=d30012043

Cuando su hijo, que entonces tenía 10 años, se enteró de que estaba a punto de perder a su padre, corrió a abrirle los párpados. Gritó: “Papi, vas a estar bien”.

Y escuchó los llantos de su hijo.

“A través de las vastas extensiones del reino espiritual, sentí su presencia muy claramente… y comencé a despertar”, recuerda el Dr. Alexander.

Su despertar del coma es considerado un milagro, ya que venció todas las probabilidades en contra de su supervivencia.

Durante el tiempo que estuvo en coma, las bacterias se comían la parte de su cerebro responsable del pensamiento y la emoción.

Aún así, podía recordar la experiencia fuera su cuerpo con mucho detalle, a pesar de que su cerebro no funcionaba.

Con una amplia experiencia en neurociencia, planteó una pregunta muy lógica, a la que la comunidad científica es incapaz de dar una respuesta satisfactoria.

Dado que su cerebro no era capaz de realizar procesos de pensamiento complejos en ese estado comatoso, pregunta: “¿Cómo es que nuestras mentes están conscientes cuando nuestros cuerpos están efectivamente muertos y, en mi caso por lo menos, el cerebro había dejado de funcionar? ¿Y dónde están guardados estos brillantes e inmarcesibles recuerdos?”.

Mientras que siempre habrá quienes creen y quienes no creen, el Dr. Alexander sugiere que la gente mantenga una mente abierta y “suspenda el escepticismo” por un momento.

Te puede interesar:

videoPlayerId=13db6b537

Share
Categorías: Historias

Video Destacados

Este jovem canta uma música famosa com sua voz extraordinária. Você tem que ouvi-lo!

DESTACADAS Ver más