Todo el mundo se conmovió cuando se supo que ninguno de los 32 compañeros de clase de Teddy Mazzini de su jardín de infantes en Tucson, Arizona, Estados Unidos, asistió a su fiesta de cumpleaños número seis.

Su mamá, Sil, tomó una foto de su hijo, sentado solo, rodeado de varias pizzas a medio comer y docenas de platos y servilletas de papel sin usar.

El padre de Teddy trabaja en un yacimiento petrolífero en Alaska y había viajado a Arizona solo para el gran día de su hijo. “Estaba deprimido”, dijo. “Lo más importante para Teddy era tener a sus compañeros allí, así que no verlos aparecer una hora después del comienzo de la fiesta fue decepcionante”.

Esa situación conmovió a mucha gente. Como a los miembros de los Phoenix Suns.

Así que, tres días después, el joven Teddy volvió a celebrarlo todo de nuevo, sentado en la cancha mientras el equipo se enfrentaba a los Lakers de Los Ángeles.

De acuerdo, tal vez su cumpleaños original no salió como lo planearon. Pero esta “nueva celebración” fue, como él lo describió, “el mejor cumpleaños de todos los tiempos”.

Nunca había estado en un partido de la NBA antes, y no importa a cuántos asista en los próximos años, ninguno superará este: las animadoras de Phoenix Suns le cantaron el feliz cumpleaños, comió pastel de de nuevo, ¡incluso se compró su propia camiseta (la número 6, por supuesto)!

¡Y chocó los cinco con todos los miembros del equipo cuando salieron a la cancha!

¡Mira lo especial que lo hicieron sentir!

Nunca se sabrá por qué los compañeros de clase que confirmaron su asistencia a la fiesta de cumpleaños que habían planeado nunca aparecieron, pero seguramente esta celebración no planeada lo compensará con creces.

Lo más visto de la semana:

videoPlayerId=d664fc9b1

Ad will display in 09 seconds

Lee historias con valores y toda la actualidad mundial >Haciendo click aquí – BLes.com<

Share
Categorías: Historias


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

Brillante rutina de patinaje con música latina hace vibrar a Corea del Sur

DESTACADAS Ver más