¿Te imaginas despertar de una siesta y que descubrir que dormiste por casi dos semana? Eso es lo que sucedió a esta joven de Birmingham.

Cuando Jody Robson tenía 12 años, fue a una pijamada con una amiga. Se sintió cansada y solo quería tomar una siesta pero despertó ocho días después. Fue su primer episodio de sueño realmente largo. En doce años que han pasado ha tenido alrededor de 50 episodios como ese. La duración de cada episodio también varía, algunas duran de dos a tres semanas.

En 2015, Jody, que ahora tenía 24 años, todavía no sabía la causa de su problema. Ella cree que tiene el síndrome de Kleine Levin (KLS), también conocida como síndrome de la Bella Durmiente, que es un trastorno del sueño. Sin embargo, los médicos aún no han diagnosticado oficialmente.

Para Jody, es bastante frustrante saber que se ha perdido una parte de su vida, incluidos cumpleaños, Navidades y el nacimiento de su primer hijo. Jody tuvo un episodio de sueño antes del día y despertó dos semanas después.

Lo que más asusta a Jody no es el sueño sino la recuperación, que puede tomarle días o incluso semanas.Hay ocasiones en que ella no lo guarda quién es ella.

Sin embargo, en los días en que Jody está completamente despierta, aprecia todos los momentos que vive.

videoPlayerId=a2b6684b7

Ad will display in 09 seconds
Share
Categorías: Historias


Video Destacados

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

Mira compilación de estos perritos haciendo reír a sus dueños a carcajadas

DESTACADAS Ver más