Un día, una familia estaba desempacando de un viaje y de pronto apareció un venadito resbalando en la cochera de la casa, cayendo en los brazos de la pequeña Maya. La conexión fue instantánea.

Todos estaban felices de haber vivido el encantador momento en que el tímido venadito se acerca a la niña, y ella suavemente lo toca y acaricia, con mucho tacto y madurez de la pequeña.

La inocencia de los infantes no tiene límites, por eso hacen amistades con todos, pero ella tenía que ayudarlo a irse.

Maya sabía que su nuevo amiguito tenía que encontrar a su mamá, así que lo llevó de vuelta al bosque y así él se fue, días después apareció de nuevo, pero rondando junto con su familia.

La naturaleza nos podría alcanzar cualquier día, y es el instinto de supervivencia el que mantiene alejados a los alces y venados, lejos de la presencia humana, por el bien de todos.

Este video fue publicado por Brad Herring y tiene más de cinco millones de vistas. La canción se llama “Yes I know” y la canta The Black Lillies.

videoPlayerId=40de2920c

Ad will display in 09 seconds

Share
Categorías: Historias


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

Pequenos “gatinhos do deserto” são filmados. Eles são tão lindos!

DESTACADAS Ver más