1. Una cámara digital:

Por fin, una cámara que no solo podía tomar un número ilimitado de fotos, sino que también te permitía subir las fotos directamente a tu computadora.

 

2. Una tarjeta de memoria:

Aunque tener una cámar digital era genial, las tarjetas de memoria que venían con ellas apenas tenían espacio para 40 fotos, por lo que era fundamental tener una tarjeta de memoria. Desafortunadamente, en esa época eran bastante caras, así que por lo general había que pedirlo como un regalo.

3. Un estéreo portátil para reproducir CDs y MP3s grabados:

No había nada peor que tener que escuchar los CDs en la computadora familiar. Con estos aparatos podías escuhcar tu música favorita a todo volumen en tu habitación.

4. Tu propio teléfono con línea privada:

Claro, puede que tuvieras o quisieras un teléfono celular, pero eran muy caros y la señal era bastante mala. Un teléfono fijo era la mejor opción.

5. Gorra Von Dutch:

Las verdad que estas gorras eran bastante feas, pero ver a todas las celebridades jóvenes luciendo una en las páginas de Teen People o US Weekly hizo que sea el accesorio favorito de todos los adolescentes

6. Sprays corporales:

Estos eran geniales y, lo mejor de todo, eran baratos.

7. Fossil watches:

Había otras marcas como Baby-G, pero solo un gran reloj Fossil te hacía sentir como si estuvieras usando algo elegante.

8. Un televisor con DVD y VCR incorporados:

Tener este televisor en tu dormitorio era imprescindible: no solo te permitía ver lo que quisieras, sino que también te permitía a ti y a tus amigos ver películas sin la intrusión de tus hermanos o padres.

9. Una computadora de escritorio:

Compartir una computadora con toda tu familia era lo peor, y la causa del 90% de las peleas entre tú y tus hermanos.

10. CDs en blanco:

Necesitabas tener montones y montones de estos para hacer CDs de mezcla para ti o para tus amigos.

11. Un DVD portátil:

Este era uno de los regalos que pedías aunque sabías que no lo usarías mucho (excepto para viajes largos). Pero lo querías tener de todas formas.

12. Tarjetas de regalo de Borders:

Siempre había como 50 cosas que querías comprar en Borders, así que una tarjeta de regalo siempre venía bien.

13. Un estéreo para el auto:

Nada mejor que un buen estéreo para auto, y si era de los que tenían gráficos geniales, mucho mejor.

14. Cosas de Paul Frank:

Ya fueran pegatinas, camisetas o pijamas de Julius the Monkey, nunca te cansabas de este personaje.

15. Una temporada entera de un programa de televisión en DVD:

En esa época no había otra manera de volver a ver tu programa favorito si no era en DVD (¡y no eran baratos!).

16. El perro robot:

Este fue uno de esos regalos que solo pediste porque parecía súper futurista.

17. Un monopatín:

La verdad que no era muy práctico, pero todo el mundo tenía uno así que tú también lo querías tener.

18. Un par de Uggs:

No solo eran elegantes, sino que también mantenían tus pies calientes en esas frías mañanas de invierno.

19. Teléfono con tapita:

Nada era más genial que tener un teléfono de estos. Por supuesto, conseguir que tus padres accedieran a comprarte uno era bastante difícil.

20. iPod:

No había mejor regalo de Navidad que un iPod. En 2003, un modelo de 30 GB costaba 499 dólares (que sigue siendo mucho dinero hoy en día).

Lo más visto de la semana:

videoPlayerId=d664fc9b1

Ad will display in 09 seconds

Lee historias con valores y toda la actualidad mundial >Haciendo click aquí – BLes.com<

Share
Categorías: Entretenimiento


Video Destacados

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

Esta mulher cuida de alguns animais muito especiais em forma e tamanho. Que curioso!

DESTACADAS Ver más