Un grupo de personas realiza un performance lleno de ritmo mientras golpean tambores taiko de gran tamaño, la sesión en la que coordinan los movimientos y el sonido parece generar un estímulo especial entre ellos mientras marcan con fuerza cada golpe del tambor.

Este gran instrumento parece un vehículo catalizador de energía que conecta a niveles profundos con el usuario que lo ejecuta, la interacción a través del ritmo pone en juego una forma de comunicación que al parecer tiene una conexión directa con la estabilidad emocional.

La palabra taiko, en japonés traduce ‘gran tambor’; este instrumento tiene un arraigado valor tradicional ya que ha sido empleado en el estilo musical de corte llamado Gagaku, el cual ha perdurado por generaciones en la cultura nipona y al día de hoy aún tiene vigencia.

Actualmente este tipo de tambor ha tenido variaciones en su tamaño en comparación con los originales. En el año 1951, Daihachi Oguchi, baterista reconocido por conformar el primer ensamble de taiko moderno, se inspiró en los kits de batería de jazz dando como resultado tambores de varios tamaños.

Este instrumento procura un ritmo continuo, pues cada golpe ejecutado se transforma en la sinergia necesaria que mantiene vivo cada intervalo de tiempo llevando así a que la armonía en el sonido no se pierda.

© Featured image by Wikimedia commons

De acuerdo con estudios realizados en el área de psiquiatría de la universidad de Vermont en Estados Unidos, existen numerosos beneficios para una persona que toca un instrumento musical como ayudar a calmar el estrés, el aumento del rendimiento cognitivo y el mejoramiento de las habilidades lingüísticas y de coordinación.

Quienes se dedican a tocar un instrumento también encuentran que sus relaciones sociales mejoran ya que es un directo resultado del mejoramiento del ánimo, al tocar un instrumento también se está aumentando la destreza y los reflejos a la hora de hacer otras actividades.

En conclusión, una persona que tenga como hábito la práctica de un instrumento encontrará que su vida es mucho más balanceada, en el siguiente vídeo compartido en la página de Facebook Leve Zen, podrás comprobar lo liberador de tocar un instrumento, en este caso en particular, uno de percusión.

videoPlayerId=c64a393df

Ad will display in 09 seconds

Share
Categorías: Entretenimiento Vida

Video Destacados

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

A bela interpretação desse menino da música “Stand by me” apaixona a todos nas redes sociais

DESTACADAS Ver más