Cuando Sam, el gato, conoció a Pip, la nutria, nadie podía predecir cuánto florecería su amistad.

Desde que se conocieron, este dúo dio inicio a una notable amistad que garantiza hacer sonreír a cualquiera, ¿quién no quiere ver a un gato y una nutria pasando el rato?

No hay nada más reconfortante que ver a estas dos especies interactuando y divirtiéndose. ¿Quién iba a pensar que un gato y una nutria se llevarían tan bien?

Esto demuestra que el amor entre especies no tiene límites y que estos dos están a la vanguardia de la felicidad.

 

videoPlayerId=f67b3d3a5

Te puede interesar:

videoPlayerId=c6f78ab46

Categorías: Animales

Video Destacados

Exercícios incríveis que podem ser feitos em casa para você que não está na academia de musculação