Una adolescente que luchaba contra una depresión severa se sentía tan deprimida y sin valor que ni siquiera podía peinarse. Al ver esto, una peluquera de Waterloo, Iowa, Estados Unidos, se conmovió tanto que se empeñó en restaurar un poco de vida en los enredados mechones de la adolescente. Después de dos días de trabajo tedioso, la peluquera la hizo sonreír de nuevo.

Cuando Kayley Olsson vio a esta chica de 16 años el 8 de agosto de 2017, su cabello estaba despeinado y enredado. Había ido al salón de la escuela porque iban a tomar unas fotos por el nuevo año escolar. Le dijo a Olsson que afeitara su cabello “sin valor”, que era imposible de salvar.

La chica, que estaba luchando contra una depresión severa, “se sentía tan deprimida y tan inútil que ni siquiera podía cepillarse el pelo, me dijo que solo se levantaba para ir al baño”, escribió la estilista en un posteo de Facebook, que se volvió viral.

A Olsson se le romprió el corazón cuando la adolescente dijo que se sentía inútil. Así que, en lugar de afeitarle la cabeza, la amable peluquera pasó varias horas ocupándose del cabello terriblemente enredado antes del corte final.

Olsson dijo que fue “una de las experiencias más duras” de su carrera. “Fue extremadamente duro. Lloró todo el tiempo que la estuvimos peinando”.

“Un niño nunca debe sentirse tan inútil como para no querer cepillarse el pelo”.

Después de 13 horas de duro trabajo, ¡la adolescente estaba sonriendo de nuevo!

“Después de estar aquí 8 horas ayer y 5 horas hoy, finalmente hicimos sonreír a esta hermosa niña y sentimos que valió la pena”, escribió.

La increíble transformación también hizo feliz a Olsson.

“Realmente me llenó el corazón que pudiera hacerle bien con algo tan pequeño como un corte de pelo”, dijo Olsson.

Con suerte, este nuevo y hermoso look le dará a esta adolescente el impulso que necesita para desplegar sus alas y comenzar de nuevo.

Te puede interesar:

videoPlayerId=3cd58a37c

Share
Categorías: Historias

Video Destacados

Este jovem canta uma música famosa com sua voz extraordinária. Você tem que ouvi-lo!