Los agentes de policía prestan juramento de proteger y servir a sus comunidades, y muchas situaciones en el trabajo requieren que un agente use su buen juicio.

El oficial Roger Gemoules es un oficial de la Escuela Secundaria Cahokia en Cahokia, Illinois, Estados Unidos. Mientras la escuela estaba fuera de sesión durante las vacaciones de primavera, Roger estaba patrullando cuando vio un coche con la matrícula vencida. Detuvo el auto y descubrió que el conductor, Ka’Shawn Baldwin, también estaba conduciendo con una licencia suspendida.

La historia podría haber terminado ahí mismo. Roger pudo haberle dado a Ka’Shawn una costosa multa o incluso poner al joven de veintidós años bajo arresto por conducir con una licencia suspendida. En vez de eso, el policía se tomó unos minutos para escuchar lo que el joven le estaba diciendo y entender las circunstancias que llevaron a Ka’Shawn a estar sentado en un auto prestado ese día.

Ka’Shawn le dijo al policía que iba camino a una entrevista de trabajo en FedEx. Llegaba tarde, así que pidió prestado el coche de un amigo. En ese momento, Ka’Shawn tenía pocas esperanzas. “Pensé que se había acabado”, dijo. “Lo primero que se me pasó por la cabeza era que me iba a perder la entrevista de trabajo y que me remolcarían el auto que ni siquiera era mío”.

Sin embargo, Ka’Shawn estaba subestimando el potencial de empatía y comprensión de Roger. El policía decidió en el acto no solo creer la historia de Ka’Shawn, sino también ayudarlo a tener éxito en su misión de encontrar empleo ese día. “Fue muy respetuoso cuando lo detuve y se notaba que realmente quería llegar a esta entrevista de trabajo”, dijo Roger.

Roger le ordenó a Ka’Shawn que condujera hasta un estacionamiento cercano para dejar el vehículo, luego el joven saltó al asiento delantero del auto de Roger y se dirigieron a las instalaciones de FedEx. “Llegué unos minutos tarde, pero lo logré”, dijo Ka’Shawn. “Estaba muy agradecido. Llegué a la entrevista y conseguí el trabajo”.

Ka’Shawn, que ya tiene un trabajo de medio tiempo en McDonald’s, fue contratado para entregar paquetes. Planea trabajar en ambos lugares para poder renovar su licencia de conducir y obtener un automóvil propio. Mientras tanto, tomará el autobús para evitar más problemas a la policía local.

Francella Jackson, asistente del alcalde de Cahokia, Curtis McCall Jr. compartió esta historia en la página de Facebook de la ciudad, donde rápidamente se volvió viral. “Estoy muy orgullosa del Oficial Gemolus y del excelente juicio y toma de decisiones que usó para ayudar a este joven”, escribió Francella. “En lugar de ponerle una multa, el oficial Gemoules lo llevó a su entrevista y ¡consiguió el trabajo! En nombre del Alcalde Curtis McCall Jr. quiero agradecer al Oficial por mostrar compasión y ser un gran ejemplo de cómo funciona realmente la policía orientada a la comunidad”.

El amable agente aprecia la atención que recibió el post de Francella al mismo tiempo que se mantuvo modesto, escribiendo en su propia página de Facebook: “Aprecio todas las palabras amables. Disfruto lo que hago y nunca esperé todo esto. Hay muchos oficiales de policía que hacen grandes cosas todos los días”.

El oficial Gemoules es el ejemplo perfecto de un funcionario público que realmente entiende lo que significa ser parte de una comunidad. No quiere “atrapar a los malos”; entiende que a veces el fin justifica los medios.

Te puede interesar:

videoPlayerId=f4e6717c9

Share
Categorías: Historias

Video Destacados

Mira compilación de estos perritos haciendo reír a sus dueños a carcajadas