Como dijo Confucio: “Si la riqueza o la pobreza provienen de la honestidad, no hay vergüenza”. Sin duda alguna, Tommy O’Connor, un adolescente de Fremont, California, Estados Unidos, entendió claramente esta famosa cita. A pesar de ser pobre, eligió hacer lo correcto cuando se encontró con una billetera llena de dinero.

El hermoso acto de honestidad de Tommy se desarrolló el 1 de septiembre de 2015.

Ese día, Tommy, que en ese entonces estaba en el último año de Irvington High School, se dirigía a la escuela cuando se detuvo a comprar un refresco para él y su hermano.

Cuando salió de la tienda, vio una billetera en el suelo.

Tommy la recogió y dentro descubrió un fajo de unos 23 billetes de 100 dólares, que sumaban unos 2.300 dólares en efectivo.

La familia de Tommy vivía mes a mes. Justo el día anterior, el adolescente ni siquiera tenía suficiente dinero para comprar el almuerzo.

Si se quedaba con la billetera y su contenido, podía ir de compras y disfrutar de una buena comida.

Pero el adolescente decidió hacer otra cosa.

Tommy sabía que ese dinero podía ser muy crucial para su legítimo dueño. Por lo tanto, no podía dejar de pensar en la persona que perdió la billetera.

Preocupado, seguía hablando de ello con su madre.

“Mamá, si no le llega a la persona correcta, no podrán pagar el alquiler”, le dijo a su mamá, Sherry O’Connor.

Pensando que “probablemente era el alquiler de alguien”, inmediatamente entregó la billetera perdida a su maestra, Anna Gómez.

“Estaba tan preocupado por encontrar al dueño de la billetera”, dijo Gómez a The Mercury News. “No se le ocurrió ninguna otra opción. Inmediatamente supo lo que tenía que hacer”.

Gómez y Tommy encontraron una tarjeta de identificación de veterano con un nombre. Con la información, consultaron a la directora de Irvington, Sarah Smoot, quien ayudó a contactar al hombre.

Posteriormente, la billetera fue devuelta a su legítimo propietario.

Resultó que Tommy tenía razón. El veterano anónimo había querido pagar su renta con ese dinero. Agradecido, recompensó a Tommy con 50 dólares por su honestidad.

La historia de la honestidad de Tommy salió en las noticias. Sus padres y su maestra le dijeron a los medios de comunicación que estaban increíblemente orgullosos de él.

“Estoy orgulloso de que haya hecho lo correcto, y espero que todos mis hijos actúen de la misma manera frente a una situación así”, dijo el padre.

“Tommy siempre ha sido ese tipo de persona, es muy empático con los demás estudiantes”, dijo Dipa Kalra, profesor de ciencias físicas de Tommy. “Llamé a su madre y le dije que debería estar orgullosa. Nunca pensó en sí mismo, solo en lo que sentía el dueño de la billetera”.

Para mostrar su amor, Sherry O’Connor le envió a su hijo un dulce mensaje de texto: “Estoy muy orgullosa de ti, hijo. La Srta. Kalra me llamó. Te quiero hasta la luna y de regreso”.

¿Y la respuesta de Tommy?

“Deberías agradecerte a ti misma por haberme criado. Solo hice algo que me gustaría que todos los demás hicieran”, le escribió a su mamá.

Este joven es tan sensato y noble por haber devuelto la billetera perdida a pesar de las circunstancias económicas de su familia.

¡Todos deberían aprender de este caballero! Ron y Sherry O’Connor han hecho un gran trabajo inculcando el valor de la honestidad en su hijo.

Te puede interesar:

videoPlayerId=f4e6717c9

Share
Categorías: Historias

Video Destacados

Chef peruano elabora la más bella escultura de un ave en hielo