Los jaguares son de los felinos más grandes del mundo, solamente superados por los tigres y los leones. El jaguar es una de las especies emblemáticas de México, pero se encuentra en peligro de desaparecer del medio silvestre si no tomamos las medidas adecuadas para asegurar su conservación.

Debido a esto, el jaguar, cuya especie es Panthera onca, es una de las especies que hoy recibe mayor atención en los programas de conservación de México. Uno de estos programas tiene como objetivo evaluar la condición de conservación en la que se encuentran sus poblaciones remanentes a nivel nacional.

Una de las poblaciones de jaguar más importante en México se encuentra en la selva Lacandona, en Chiapas. El principal método con el que estudian a los jaguares es por medio del foto-trampeo, el cual consiste en colocar de 30 a 40 cámaras que son activadas automáticamente por un sensor de movimiento que cubren un área extensa, por ejemplo de 100 km².

De esta manera toman fotografías de los jaguares que habitan en la zona, así como de las demás especies presentes, incluyendo algunas que les sirven de alimento.

Las fotografías son una herramienta utilizada para reconocer a los animales que transitan por la zona, pero también sirve para distinguir a cada jaguar por su patrón de manchas, ya que éstas son como una huella digital, en ningún jaguar es igual.

Por medio de esto, los investigadores se dieron cuenta que las reservas de la selva Lacandona protegen a una de las poblaciones más importantes de jaguares, y que su conservación es de vital importancia para la sobrevivencia de la especie en México que se encuentra en peligro de extinción.

Una forma de proteger a los jaguares es por medio de corredores, que son áreas boscosas que conectan a diversos parches de bosque mucho más grandes.

Los corredores permiten que las poblaciones de jaguares mexicanos estén en contacto con las de zonas adyacentes en la región que se conoce como la selva maya. Esta última incluye a la Sierra el Lacandón de Guatemala, Calakmul, en México y El Petén en Guatemala y Belice. De esta forma los jaguares podrían pasar de una población a otra.

El proceso de trabajo científico es clave para identificar, de manera cuidadosa, las mejores condiciones para la sobrevivencia de una especie como la del jaguar.

Así mismo, permite llevar a cabo las negociaciones necesarias para que las comunidades y gobiernos involucrados logren los mejores acuerdos que beneficien a todos: a los ecosistemas, a las poblaciones de fauna y flora, y a los pobladores de la región.

Mira en el video de la parte superior una nota sobre los jaguares que han sido capturados en cámaras trampa en la selva Lacandona. Mientras el mundo personas conozcan cada vez más sobre esta especie, esto ayudará a que los jaguares sobrevivan.

videoPlayerId=d35a0113c

Share
Categorías: Animales

Video Destacados

Mira cómo este hombre rescata a una enorme tortuga marina de una red de pesca

DESTACADAS Ver más