En 2011, Anthony Killeen, de 29 años, se embarcó en la aventura de su vida. Fue a Nueva Zelanda para viajar como mochilero por todo el país y decidió terminar el increíble viaje con su primer lanzamiento en paracaídas. Sabía que sería una experiencia increíble, pero terminó siendo testigo de algo que pocos han visto.

Después de hacer el Salto Tándem desde 18.000 pies (5486 metros) de altura y caer a través de un banco de nubes, Killeen no se esperaba lo que estaba a punto de ver: la imagen de un arco iris totalmente circular. Para poder ver este increíble fenómeno, el espectador debe mirar desde un punto imposiblemente alto, una altura que solo un salto desde un avión puede proporcionar.

“Salimos de la nube y vi por primera vez el arco iris y en pocos segundos mi instructor abrió el paracaídas”.

“Cuando el paracaídas se abre, te sacudes durante unos segundos y yo estaba enloquecido tratando de ver el arco iris de nuevo. Pronto nos estabilizamos y pudimos filmarlo todo. Creo que nunca más tendré una experiencia como esa”.

¡Qué maravilla de la naturaleza tan increíble!

Lo más visto de la semana:

videoPlayerId=d664fc9b1

Lee historias con valores y toda la actualidad mundial >Haciendo click aquí – BLes.com<

Share
Categorías: Naturaleza

Video Destacados

Mãe se diverte com seu bebê usando um aplicativo que troca os rostos. Vídeo hilário!

DESTACADAS Ver más