Piensa en algo que siempre has querido hacer. Cierra los ojos, e imagínate logrando esa hazaña.

Ahora pregúntate a ti mismo: ¿Qué te detiene? Si es simplemente una cuestión de edad, esta es la historia para ti.

Originalmente fue compartido a través de YouTube por Mari Ann Lisenbe, fundadora de MariGold Bars. Como Lisenbe explicó: “A mi mamá, la abuela Riggs, siempre le gustaron los caballos”.

Así que cuando llegó el momento de que la abuela Riggs celebrara sus 102 años, su familia pensó que disfrutaría algo relacionado con la equitación.

Parecía algo bastante simple. Según Lisenbe, la abuela Riggs quería “ir a ver los caballos, por supuesto”.

Pero según Horses World, la abuela Riggs nunca había montado a caballo. Y mientras se dirigía a encontrarse con un majestuoso corcel de color crema, decidió que no había otro momento como el presente.

videoPlayerId=fcbb969fe

Así que se apoyó en su andador rojo y la ayudaron a subirse.

Luego puso su pie en el estribo, y la ayudaron a acomodarse en la silla de montar. “Lo lograste. Mírate, mamá”, exclamó su hija.

Fue un logro impresionante. “Tienes que sacar una foto de esto, porque puede que no vuelva a pasar”, dijo la abuela Riggs.

Cuando se le preguntó si se sentía cómoda en la silla de montar, dijo: “Sí y no”.

Pero el amable caballero que la ayudaba se encargó de tranquilizarla constantemente: “Te tengo, no te soltaré”.

Cuando le preguntaron qué le gustaría hacer en su 103 cumpleaños, la abuela dijo que quería repetir la experiencia.

Así que si estás posponiendo un sueño debido a la edad o a la falta de energía, recuerda que las velas de cumpleaños simplemente representan un número. Nunca volverás a ser tan joven como lo eres en este mismo momento, y nunca serás demasiado viejo para ir tras tus sueños.

Te puede interesar:

videoPlayerId=d831d2a33

Share
Categorías: Entretenimiento

Video Destacados

Mira compilación de estos perritos haciendo reír a sus dueños a carcajadas