Las palabras pueden doler más que un golpe, especialmente cuando las burlas van demasiado lejos. Para mostrar solidaridad con una estudiante de la que se reían por llevar el pelo corto, una maestra de escuela hizo un esfuerzo extra cortando su propio cabello.

Prisilla Pérez, una estudiante de 5 años de la Escuela Primaria Meador en Willis, Texas, Estados Unidos, fue nominada por su maestra Sharon Grimm para el premio de Estudiante del Mes del Distrito Escolar de Willis por su valentía.

Para sorpresa de Grimm, Prisilla también le dio una medalla a ella, por ser su heroína.

Grimm se convirtió en la heroína de Prisilla porque la maestra la ayudó cuando se sentía particularmente deprimida. Al comienzo del año escolar, Prisilla no tuvo más remedio que cortarse el pelo ya que sufría una grave infestación de piojos.

“Sus amigos empezaron a decirle que era un niño, y esas palabras la afectaron mucho”, dijo Grimm a KTRK.

Debido a lo mal que lo pasaba, Prisilla no quería asistir a la escuela. Para cubrir su pelo corto, la niña insistía en usar un sombrero en clase. Por su baja autoestima, se ponía “tensa y nerviosa” cada vez que Grimm la rodaeaba con su brazo para ayudarla con las tareas escolares.

La incomodidad de Prisilla continuó durante todo el año escolar hasta el día en que se sinceró con Grimm.

“Finalmente vino a mí y me dijo que quería tener el pelo largo”, dijo Grimm.

También te puede interesar:

videoPlayerId=3cd58a37c

Preocupada, la maestra tomó la valiente decisión de cortar sus largos rizos para lucir igual que Prisilla y hacerla sentir cómoda. “Nunca he tenido el pelo corto, y lo he meditado durante dos semanas antes de tomar una decisión”, dijo Grimm, que se enorgullecía de su pelo largo, a Yahoo Lifestyle.

En un video de Facebook, Grimm dijo: “Mis alumnos son como mis hijos. Los quiero mucho y cuando vienen a la escuela tristes o preocupados por su aspecto, eso me destruye”.

Sin embargo, cortarse el pelo valió la pena porque a sus estudiantes les encantó. Cuando Grimm llegó a la clase después de las vacaciones de invierno, con un nuevo peinado, los estudiantes, incluida Prisilla, estaban entusiasmados.

“¡Mamá, la Sra. Grimm se cortó el pelo!”, gritó Prisilla.

Como un gesto reflexivo, Grimm incluso compró vinchas iguales para que ella y Prisilla pudieran peinarse de la misma manera.

Gracias al sacrificio de Grimm, Prisilla ha vuelto a ser la niña feliz que era, y sus compañeros de clase han aprendido una valiosa lección sobre cómo mostrar amor y apoyo.

Hablando con TODAY, Grimm reveló que Prisilla le dijo: “‘Cuando sea grande como tú, tendré amigos que serán malos conmigo, pero yo seré amable con ellos al igual que tú'”.

Grimm demostró ser una maestra realmente maravillosa y dedicada. No es ninguna sorpresa que la madre de Prisilla, María Vásquez, se conmoviera hasta las lágrimas al enterarse de lo que hizo por su hija.

“Estaba conmocionada, lloraba, no podía creerlo, ella hizo algo que yo no tendría las agallas de hacer. Nunca olvidaré esto”, dijo Vásquez.

También te puede interesar:

videoPlayerId=2d58d23a7

Share
Categorías: Historias

Video Destacados

Chef peruano elabora la más bella escultura de un ave en hielo