Dos abogados se conocieron a través del trabajo y se enamoraron. A medida que su relación romántica floreció, Brandon Dinetz y Jen Lettman se ayudaban en sus declaraciones introductorias, una parte fundamental del desempeño de cualquier abogado en la sala de audiencias.

Así que cuando Brandon le pidió a Jen que lo acompañara a una audiencia, ella estuvo más que feliz de asistir. Él le dijo que era crucial que ella viera esta audiencia en particular.

Sin el conocimiento de Jen, Brandon había pasado los últimos cinco meses creando y organizando un juicio completamente imaginario en el juzgado del condado en Palm Beach, Florida.

Brandon, un fiscal, contó con la ayuda de un verdadero juez y abogado defensor, e inventó los detalles sobre un caso fabricado de conducción bajo los efectos del alcohol (DUI).

Cuando el juez entró en la sala, ella preguntó si la declaración y la defensa estaban listos para continuar con el caso. “Que entre el jurado”, entonces ella instruyó.

No fue hasta que Jen notó que uno de los jurados se parecía al padre de Brandon que comenzó a darse cuenta de lo que realmente estaba sucediendo. Cuando notó que otro miembro del jurado se parecía a su propia hermana, rápidamente rompió a llorar y miró a Brandon estupefacta.

videoPlayerId=c98dcbd99

Jen vio a 17 de sus seres queridos sentados en el falso jurado, antes de que el juez pronunciara la “sentencia” de Brandon. ¡Este es un video que no te debes perder!

Fuente: littlethings

También te puede interesar:

videoPlayerId=aa182c1e3

Share
Categorías: Historias

Video Destacados

Esta mulher cuida de alguns animais muito especiais em forma e tamanho. Que curioso!