Quién iba a decir que ayudar a una persona que lo necesita podría ser una de las experiencias más transformadoras.

El paisaje de regreso a casa para Lisa Fandrich comenzó a tener una vista más que particular. Cada noche, al pasar con su auto sobre las calles de Phoenix, Arizona, podía visualizar a un anciano con su silla de ruedas y su mesita, algo que la indignó por completo.

Como podrás ver en el video de STR Red, al ver que nadie se animaba a acercarse y ayudarlo, Lisa fue decidida a intentar algo por él. Le dio un poco de agua y luego le preguntó porqué estaba cada día allí, y la razón la iba a dejar completamente impactada.

videoPlayerId=e7c064a13

La repercusión que tuvo su caso luego de que se esparciera la noticia, hizo que varios medios locales se interesaran en saber más sobre lo sucedido.

Vi a este hombre, este anciano, cruzando el paso elevado en el 51 a mediados de verano a las 8:30 de la noche empujando una silla de ruedas y un andador”, dijo la mujer a 12 News . “Me echaba a llorar porque sentía, ¿por qué alguien de su edad tenía que estar aquí en el calor de Phoenix trabajando? No es justo“, agregó.

Conmovida ante la situación prefirió no quedarse de brazos cruzados y se determinó a entender qué era lo que lo obligaba a estar allí.

No vi agua, así que me detuve y tomé un par de botellas de agua y dije que es hora de que escuche su historia porque hay una razón por la que está aquí“, dijo Fandrich.

Conoce todo lo que se esconde detrás de esta foto del anciano y déjanos saber lo que piensas en los comentarios.

Fuente: STR Red.

Te puede interesar:

videoPlayerId=70afbe52d

Share
Categorías: Historias

Video Destacados

Mira compilación de estos perritos haciendo reír a sus dueños a carcajadas