Mientras caminaba con sus amigos en una tarde pacífica, un hombre llamado Kevin y el resto de su grupo escucharon gritos de angustia que los llevaron a una situación que no veían venir. Los gritos venían de un pequeño agujero en el que un joven cervatillo aparentemente se había quedado atrapado y no podía salir.

Afortunadamente para el animal, Kevin pudo poner su mano debajo del cuerpo del cervatillo para deshacer la incómoda posición en la que se encontraba su pata, lo que estaba causando que permaneciera atrapado en el agujero.

Al principio, el animal estaba muy asustado, pero después se dio cuenta de que Kevin no tenía intención de hacerle daño y comenzó a relajarse, permitiendo que Kevin finalmente metiera la mano allí para rescatarlo.

Después de sacarlo, el animalito comenzó a llorar por su madre y al mismo tiempo permitió que Kevin lo abrazara como lo haría con cualquier otra criatura pequeña. Eventualmente, lo que podría haberse convertido en un día muy oscuro para el ciervo terminó de la mejor manera cuando su madre regresó y tuvieron el reencuentro más adorable de todos.

videoPlayerId=714e21499

Te puede interesar:

videoPlayerId=d8cd39607

Share
Categorías: Animales

Video Destacados

Mira compilación de estos perritos haciendo reír a sus dueños a carcajadas