Un gato perezoso no deja su lugar en el sofá, incluso cuando es amenazado con una aspiradora.

A Tate, un gatito de nueve años, le encanta tumbarse en el sofá y su dueño, Justin McClafferty, le encanta aún más si lo cepillan con una aspiradora.

Justin dijo: “Mi esposa odia cuando el gato se sienta en el sofá pero con ella de vacaciones durante una semana, Tate decidió que iba a vivir la vida de soltero”.

“Ya lo había echado del sofá tres veces y seguía volviendo”.

“Pensé que la aspiradora lo asustaría y entonces podría aspirar el cabello que se le calló”.

“Claramente no solo no le tenía miedo, sino que le encantaba la sensación de que le aspiraban el pelo”.

videoPlayerId=becddf7da

Te puede interesar:

videoPlayerId=2e9474844

Share
Categorías: Animales

Video Destacados

Um cachorro deixa os vizinhos surpresos quando começa a subir a cerca de sua casa