El uso de bolsas y utensilios de plástico hace que la vida diaria sea mucho más cómoda, sin embargo, cuando terminas de usarlos, el problema comienza.

Los plásticos son materiales no biodegradables que no pueden ser destruidos de ninguna manera y por lo tanto permanecen en la Tierra para siempre. La pregunta es, ¿cómo se supone que desaparecerá? No se sabe exactamente cómo, pero la mayoría de estos desechos plásticos terminan en los océanos.

Un estudiante de secundaria llamado Boyan Slat vio la devastación que ha estado ocurriendo en los océanos, así que para su proyecto escolar, trató de desarrollar un dispositivo que pudiera ayudar a limpiarlos.

En 2012 cuando sólo tenía 18 años, Boyan dio su primera conferencia en TEDx sobre la limpieza del océano. En su charla, presentó su propuesta para limpiar el Gran Parche de Basura del Pacífico, una enorme y aún en crecimiento isla de plástico y otro tipo de basura flotando en el Océano Pacífico norte entre California y Hawaii.

El gran parche de basura del pacífico fue descubierto por primera vez en 1997 por el marinero e investigador oceánico Charles Moore cuando participaba en la Transpacific Yacht Race.

La basura se acumula en ese lugar en particular es debido a un remolino de corrientes oceánicas que atrae los desechos marinos. Un estudio reciente encontró que los desechos, consisten principalmente en piezas de plástico, redes de pesca y otros desechos humanos, y su tamaño es el doble del tamaño de Texas, o tres veces el tamaño de Francia.

Charles Moore estimó que se necesitarían 79.000 años para limpiarlo. Boyan Slat, sin embargo, dijo que creía que con la tecnología y el enfoque adecuados, el parche de basura podría desaparecer en sólo cinco años. No sólo eso, sino que podía limpiarlo de una manera que tuviera el mínimo impacto ambiental y que fuera realmente rentable.

¿No es una afirmación un poco desviada?

Aparentemente no. Con 21 años de edad, Boyan es el propietario y director ejecutivo de la Fundación de Limpieza del Océano, una organización holandesa sin fines de lucro cuyo objetivo es recolectar basura de los océanos del mundo a través de medios tecnológicos.

Te puede interesar también:

videoPlayerId=2b31a5d5f

Desde que comenzó la Fundación en 2013, Slat ha estado trabajando incansablemente para estudiar el tema y desarrollar la tecnología para limpiarlo.

Slat ha pasado los últimos seis años estudiando los giros del océano y el Gran Parche de Basura del Pacífico para entender mejor el alcance del problema y desarrollar los medios más efectivos para recolectar la basura. La Fundación de Limpieza del Océano está integrada por más de 70 ingenieros, investigadores, científicos y modeladores de computadoras que trabajan diariamente para librar al océano de los plásticos.

La inteligencia, el ingenio y la iniciativa de este joven es realmente asombrosa.

En 2014, Slat se convirtió en la persona más joven de la historia en recibir el premio ambiental más alto de las Naciones Unidas, Campeón de la Tierra. Y la revista Time nombró al prototipo de Ocean Cleanup’s Ocean Vacuum como uno de los mejores inventos de 2015.

Todo el proyecto consiste en colocar barreras flotantes ancladas en todo el océano y permitir que las corrientes oceánicas arrastren la basura hacia los recolectores de basura. Los materiales recogidos serán procesados posteriormente. Con este sistema, parece que el océano se limpia solo. 

Slat predice que serán capaces de recoger la mitad del Gran Parche de Basura del Pacífico en sólo 5 años.

Originalmente dijo que pensaba que podía limpiar el océano en 5 años, pero considerando el crecimiento exponencial de la basura en los últimos seis años y la información adicional que han recolectado desde entonces, creo que la mitad en cinco años no está mal.

Slat y su equipo han descubierto que el Gran Parche de Basura del Pacífico contiene aproximadamente 1,8 billones de piezas de plástico. Son 241 piezas por cada humano en la Tierra. Algunos de ellos se descomponen en trozos más pequeños, pero siempre permanecen, amenazando la vida marina, las aves y, en última instancia, a los seres humanos a medida que consumimos mariscos.

La maquinaria de Limpieza Oceánica utiliza las corrientes propias del océano y la física de cómo el plástico se acumula y se mueve para recolectarlo pasivamente, sin usar energía, esfuerzo o recursos innecesarios.

Crédito de la foto: The Mind Unleashed

Se espera que el primer proyecto dure por lo menos dos años, después de los cuales el equipo planea ir al océano entre Hawaii y California dentro de cinco años para establecer un sistema de 100 kilómetros del mismo proyecto. Dentro de 5 años, The Ocean Cleanup prevé que alrededor de la mitad del “Gran Parche de Basura” será limpiado, según el sistema de modelado computarizado de la organización.

“Cuidar del problema de la basura oceánica en el mundo es uno de los mayores desafíos ambientales a los que se enfrenta la humanidad hoy en día”, dijo Slat. “Este primer arreglo de limpieza no sólo contribuirá a que las aguas y las costas sean más limpias, sino que también es un paso esencial hacia nuestra meta de limpiar el Gran Parche de Basura del Pacífico”.

Comparte estas buenas noticias con tu familia y amigos, seguro se impresionarán. 

Te puede interesar:

videoPlayerId=cb9cef28f

Share
Categorías: Entretenimiento

Video Destacados

Mira cómo este hombre rescata a una enorme tortuga marina de una red de pesca